Billy Bitzer

primer director de fotografía del cine

©Enrique Martínez-Salanova Sánchez

VOLVER A «FIGURAS DE CINE»


El puntero de don Honorato/Bibliografía/Lecturas de cine/Glosario de cine


Billy Bitzer, el fotógrafo más prolífico del cine mudo


Sin duda el más prolífico de los directores de fotografía del periodo mudo aunque su larga trayectoria en el cine incluyera un par de títulos del sonoro, La melodía del amor (1929), de David W. Griffith, y The passing show (1933), de Raymond Cannon. Pero Bitzer no fue sólo un autor con una gran cantidad de títulos en su haber, sino el iluminador de dos de las más grandes obras cinematográficas de todos los tiempos firmadas por David W. Griffith, El nacimiento de una Nación (1915) e Intolerancia (1916). Fue pionero en el uso de la luz artificial, gracias a su ingenio y sus grandes conocimientos técnicos, obtuvo resultados más que óptimos aun con recursos extraordinariamente rudimentarios. Maestro del contraluz y de los grandes contrastes lumínicos, en los estudios se denominó al estilo de Bitzer “iluminación a lo Rembrandt”, por sus magníficas puestas en escena basadas en la técnica del claroscuro. Fue pionero también en la colocación de un proyector de luz tras la ventana para simular el efecto de iluminación natural. Sus aportaciones a la estética de la fotografía cinematográfica fueron muy valiosas; utilizó iluminaciones contrastadas para potenciar el drama, el contraluz y la iluminación lateral para favorecer la generación de volúmenes, el desenfoque como efecto artístico... Fue el primero también en combinar la luz natural y la artificial con resultados espléndidos en The politician’s love story (1909), también de David W. Griffith.


Hablo de Billy Bitzer

Billy Bitzer, fotógrafo que hizo avanzar el lenguaje cinematográfico


Cuando estudiábamos a David W. Griffith, poco o ningún enfasis se hacía a quienes colaboraron con él, muchos profesionales que tuvieron que ver en el avance de los leguajes del cine. El más importante, probablemente, fue Billy Bitzer, socio y amigo durante muchos años, el primero en filmar un evento bélico, quien hizo prodigios fotográficos con el desvanecimiento de imagen, con el diafragma, las luces, los contraluces, y la iluminación de interiores para simular la luz natural.

Bitzer aportó a Griffith cómo configurar los mejores ángulos para secuncias y actores, avanzó la técnica de los fundidos, se arriesgó, a veces a iniciativa de Griffith en impresionante tomas panorámicas, lo que le llevó a jugar un papel fundamental en el desarrollo del cine.


Biografía de Billy Bitzer


 Gottfried Wilhelm "Billy" Bitzer nació en Boston en 1874. Sus primeros trabajos incluyeron la orfebrería y la electricidad. Se trasladó a New York donde cursó la carrera de ingeniería eléctrica en la Cooper Union hasta que en 1890 ingresó como electricista en la Magic Introduction company conocida más tarde como la American Mutoscope, empresa que producía películas y fabricaba cámaras, equipo de proyección y demás.

Inicialmente fue contratado como electricista, y Bitzer pronto se volvió indispensable para Biograph como el fotógrafo jefe de la compañía, concentrándose en eventos noticiosos y bocetos de vodevil. Fue experto en la resolución de problemas, está en el inicio de varios descubrimientos cinematográficos que generalmente involucran un gran riesgo personal, como filmar desde un vagón de vacas de un tren en movimiento.

Entre algunos de los grandes eventos que llegó a filmar para la Mutoscope se encuentran: la asunción presidencial de William McKinley, la guerra Española-americana, convirtiéndose así en el primero en filmar un evento bélico y la pelea entre Jim Jeffries yTom Sharkey en 1899; para este evento utilizó más de 40 lámparas creando así el primer film filmado enteramente con luz artificial.

En 1908, Bitzer conoció a D. W. Griffith, que había sido contratado por Biograph como actor y escritor. Más tarde, Bitzer afirmó que no creía que Griffith fuera "tan aventurado", pero cuando el nuevo empleado expresó interés en dirigir, los dos formaron una sociedad que haría historia en el cine. Sin interferir en el campo de especialización de cada uno, Griffith y Bitzer literalmente "crecieron" juntos técnica y artísticamente.

Pero su popularidad se debe a dos grandes cualidades: sus continuos experimentos durante las filmaciones o toma de fotografías que marcaron el camino de futuros directores y directores de arte.

Junto a D. W. Griffith logró una unidad tal que duró 16 años en los cuales filmaron éxitos como El nacimiento de una Nación, Intolerancia o Lirios rotos. Más tarde gracias a los avances tecnológicos y las presiones del mercado, la relación entre ambos se deterioró provocando el enojo de Bitzer cuando finalmente Griffith contratara aprendices para el fotógrafo que se resistía a compartir su puesto. Se dice que además de estos roces la insistencia de Griffith por enaltecer la figura de Carol Dempster le era insoportable provocando discusiones por las apáticas tomas que hacía de la actriz.

Bitzer fundó la International Photographers of the Motion Picture Industry en New York en 1926. Fue su presidente en dos oportunidades. Más tarde esta unión se transformaría en la International Alliance of Theatrical Stage Employees. Desde 1975 se entrega un premio anual a uno de sus miembros que lleva el nombre de su fundador, quien a su vez le fue otorgado póstumamente en 1976.  


Lo que aportó Bitzer a la técnica cinematográfica


Fue el primero en filmar un evento bélico

Entre algunos de los grandes eventos que llegó a filmar para la Mutoscope se encuentran: la asunción presidencial de William McKinley, la guerra Española-americana, convirtiéndose así en el primero en filmar un evento bélico

 

Desvanecimiento de imagen, iris, y otros efectos de luz

A él se le deben las técnicas del "fade out" (algo así como el desvanecimiento de la imagen para cerrar una escena, formalmente la escena se va volviendo blanca hasta desaparecer) el iris ( la escena abre o cierra con un círculo focalizando así la atención del espectador), la utilización de componentes para lograr luces difusas y suaves, planos cortos y largos de acuerdo a la emoción que el director quería causar en el espectador. Todo lo cual hizo que desde entonces pudiera filmarse todo en interiores sin necesidad de depender exclusivamente de la luz solar para las iluminaciones.

 

Simulación de iluminación natural

Fue pionero en la colocación de un proyector de luz tras la ventana para simular el efecto de iluminación natural. Sus aportaciones a la estética de la fotografía cinematográfica fueron muy valiosas; utilizó iluminaciones contrastadas para potenciar el drama, el contraluz y la iluminación lateral para favorecer la generación de volúmenes, el desenfoque como efecto artístico... Fue el primero también en combinar la luz natural y la artificial con resultados espléndidos en The politician’s love story (1909), también de David W.Griffith.

Le bastaba colocar un foco bajo el alféizar de una ventana simulada en un decorado para dar la impresión de que entraba la luz natural. O dejaba a oscuras los bordes de una escena para centrar la atención en una determinada acción. De los combates de boxeo que integran ‘Lirios rotos’ surgieron algunas de las fórmulas del cine negro americano de décadas posteriores.

 

Búsqueda de ángulos adecuados a cada acción

Cuando Griffith decidió que quería acercar su cámara a sus actores, Bitzer le mostró cómo configurar los mejores ángulos sin que el resultado final pareciera torpe; cuando Griffith quería una toma de distancia con todo en perfecto enfoque, Bitzer encontraría una nueva lente especial para ese propósito; y cuando Griffith quería un método para terminar dramáticamente una película que no fuera tan tosca o abrupta como un corte plano, Bitzer desarrolló el lento fundido de salida. Las películas Griffith / Bitzer Biograph de 1909-1912 se convirtieron en el estándar de la industria, y pronto todos los camarógrafos que se preciaban de igualar se esforzaban por igualar los resultados de Bitzer.

 

Tomas panorámicas

Cuando Griffith pasó al largometraje, se llevó a Bitzer con él; aunque puede ser difícil de creer, Bitzer fue el único camarógrafo y su única cámara utilizada en todo el gigantesco Nacimiento de una Nación (1915). Para la Intolerancia (Intolerancia) (1916), Griffith quería una toma panorámica de su gigantesco conjunto de Babilonia; siempre servicial, el intrépido Bitzer fotografió la escena desde un globo aerostático.

 

Maestro del contraluz y el claroscuro

Maestro del contraluz y de los grandes contrastes lumínicos, en los estudios se denominó al estilo de Bitzer “iluminación a lo Rembrandt”, por sus magníficas puestas en escena basadas en la técnica del claroscuro.

 

Rodar en interiores

Bitzer jugó un papel fundamental en el desarrollo del cine. Iluminador nato, fue el primero capaz de rodar en interiores sin que nadie se percatara de tal circunstancia. Hay que tener en cuenta que los medios en aquellos tiempos eran sumamente rudimentarios y era relativamente habitual que los rodajes en interiores dieran determinados problemas de iluminación. Con Bitzer el estudio podía montar un ciudad completa dentro de una nave y él se encargaba de iluminarla y fotografiarla como si se tratara de un exterior. Así fueron rodados, por ejemplo, algunos de los momentos en los que Cheng Huan abandona China o las secuencias que transcurren en la zona portuaria de Londres.

Broken Blossoms- 1919.

Destaca la iluminación difusa y los contraluces

El nacimiento de una Nación - 1915


 

 

 

 

Lirios rotos


Sin dos nombres, ‘Lirios rotos’ no hubiera tenido el impacto que registró en las audiencias. Uno de ellos es el de Lillian Gish, actriz que ya había trabajado anteriormente con Griffith y que en su época estuvo considerada como la segunda mejor intérprete femenina después de Mary Pickford.

El segundo nombre es el de Johann Gottlob Wilhem Bitzer, Billy Bitzer, jefe de fotografía que durante dieciséis años formó una excpecional pareja profesional junto con Griffith. Éste ponía a su disposición un campo abonado a su arte y la experimentación, ya que el director rodaba nada menos que nueve películas al mes. Bitzer, por su parte, aportaba un más que notable nivel técnico que se ajustaba perfectamente a las necesidades narrativas de Griffith. De hecho, parte de la ‘técnica Griffith’ se aprovechaba de algunos de los trucos y procedimientos que Bitzer había desarrollado en el pasado y que el autor de ‘Intolerancia’ conjugaba con los de otros realizadores y fotógrafos.


Lirios rotos. Broken blossoms


1919. 90 min. Estados Unidos

Director: D. W. Griffith

Guión: D. W. Griffith, basado en una novela de Thomas Burkel.

Fotografía: Billy Bitzer

Reparto: Lillian Gish, Richard Barthelmess, Donald Crisp, Arthur Howard, Edward Peil Sr., George Beranger y Norman Selby.

Producción: D. W. Griffith.


El nacimiento de una Nación e Intolerancia. Nueva fotografía cinematográfica


Inevitablemente, el nombre de Bitzer estuvo unido al de David W. Griffith, considerado por los teóricos como el primer punto de inflexión en la evolución del lenguaje cinematográfico, que aportó al medio un nuevo y original aire con posibilidades inéditas hasta el momento. En El nacimiento de una Nación, la cámara por fin abandona sus orígenes fundamentalmente fotográficos y toma conciencia de sus posibilidades expresivas y de su dinámica movilidad. La estampa fotografiada deja paso a una brillante combinación entre planos de distinto tallaje.

Se dice incluso que Bitzer se resistió a tomar largos planos generales, en los que las figuras aparecen muy pequeñas, al aducir que para el espectador los personajes “aparecerían como conejos”. Pese a su resistencia, las imágenes conseguidas fueron, fotográficamente, de un valor extraordinario: desde las tomas en plano fijo hasta la cámara móvil, los encuadres se manifiestan admirables. Prueba de ello es la espléndida apertura de la batalla de Petersburg que ha quedado como un fragmento antológico del estilo Griffith hábilmente recogido por Bitzer: con un impecable movimiento de cámara que describe una panorámica hacia la derecha, se descubre un espacio amplio y psicológicamente temeroso, todo ello en una sola toma, cua

ndo el recurso habitual de la época para conseguir la necesaria tensión dramática era fundamentalmente el montaje.

Ello se pone de manifiesto en Intolerancia, donde el montaje es la pieza clave de la construcción del relato en tanto que Griffith fragmentó las acciones y dio a cada instante una duración inversa al deseo del espectador multiplicando así la emoción. No obstante, el uso creador de dramas luminosos fue manejado con maestría por Bitzer que supo exaltar las texturas, recortar a los personajes sobre fondos dramáticamente iluminados, utilizar los contrastes con una habilidad tal, que Intolerancia, pese a su escaso reconocimiento entre el público de la época, pasará siempre por ser un producto de vanguardia que se adelantó en muchos años a la dramaturgia visual de su tiempo.

El nacimiento de una nación

Intolerancia


Bibliografía


BITZER, Billy: Billy Bitzer: His Story, Nueva York: Farrar, Straus & Giroux, 1973.

GUBERN, R. (1996): Del bisonte a la realidad virtual. La escena y el laberinto. Barcelona, Anagrama.

GUBERN, R.: (1995): Historia del Cine. Barcelona, Lumen.

GUNNING, Tom: D. W. Griffith and the Origins of American Narrative Film, Urbana y Chicago: University of Illinos Press, 1991.

http://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=bitzer-billy

JACOBS, Lewis: La azarosa historia del cine americano, Barcelona: Lumen, 1972

La web de las biografías. http://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=bitzer-billy

MARTÍNEZ-SALANOVA SÁNCHEZ, E. (2002): “Aprender con el cine, aprender de película. Una visión didáctica para aprender e investigar con el cine”. Huelva. "Grupo Comunicar". 400 págs.

MOIX, T. (1995): La gran historia del cine. Madrid, Blanco y negro.

TORRES, A. (1995): 100 años de cine. Madrid, Alianza editorial.

VILLAIN, D. (1994): El montaje. Madrid, Cátedra.

Wikipedia. https://en.wikipedia.org/wiki/Billy_Bitzer