La fotografía se consolida

El arte fotográfico se hace industrial

© Enrique Martínez-Salanova Sánchez

Volver a «HISTORIA DE LA FOTOGRAFÍA»


El puntero de don Honorato/Bibliografía/Lecturas de cine/Glosario de cine


La fotografía se hizo posible industrialmente

 La química de la fotografía

Cianotipia. John Herschel y Ana Atkins

Richard Leach Maddox, fotógrafo científico

Edward Muybridge

La primera foto en papel que se hizo en España

Abel Niépce

El cronofotógrafo o fusil fotográfico

Rayos X La estereoscopia

Revólver fotográfico

Los inmediatos antecedentes del cine


Feria de Sevilla. 1847

La fotografía se hizo posible industrialmente


Los fotógrafos que trabajaban con el estadounidense Mathew Brady realizaron miles de fotos de los campos de batalla durante la guerra de la Independencia estadounidense y para ello utilizaron negativos de colodión húmedos y carromatos a modo de cámara oscura.

La técnica fotográfica siguió evolucionando sin parar, y de estos procedimientos más bien artesanales que dependían de la destreza del fotógrafo y sus conocimientos casi infinitos en materias como la física y la química, se pasó  hacia 1880 a usar unas  técnicas más industriales como las nuevas placas secas al gelatino-bromuro y la película flexible de nitrato.

La última y decisiva gran novedad del diecinueve fueron las cámaras con carretes de película enrollable, que sustituyeron a las tradicionales películas planas, que George Eastman y la casa Kodak sacaron al mercado en 1888.


 La química de la fotografía


Los procedimientos fotográficos utilizados durante el siglo XIX fueron muy diversos, empezando por el daguerrotipo, y el calotipo. A partir de 1855 triunfó el sistema de los negativos de colodión húmedo, que permitían positivar muchas copias en papel a la albúmina, con gran nitidez y amplia gama de tonos. Estas copias a la albúmina fueron el tipo de papel fotográfico más empleado en la segunda mitad del siglo XIX. Todos estos sistemas se basaban en procesos artesanales, y requerían destrezas manuales significativas por parte de los fotógrafos, así como conocimientos prácticos de química y física.

Después de 1880 se desarrollaron las nuevas placas secas al gelatino-bromuro, que podían ser producidas de modo industrial y comercializadas sin limitaciones. Los fotógrafos compraban cajas de placas vírgenes, ya sensibilizadas, listas para cargar en chasis y ser expuestas en la cámara. También eran placas de vidrio; pero pronto empezó a usarse el soporte flexible de película de nitrato.

Un negativo de vidrio al colodión, que  sobre fondo negro, puede parecer un positivo. Imagen de R. Boshi

La gran Esfinge en una fotografía sobre papel de albúmina, 1867

Imagen en wikipedia de dominio público


Cianotipia


John Herschel

La Cianotipia es un antiguo procedimiento fotográfico monocromo, que conseguía una copia del original en un color azul de Prusia, llamada cianotipo (blueprint, en inglés). El astrónomo inglés Sir John Herschel inventó este procedimiento en 1842. Aunque Herschel lo ideó, fue la botánica británica Anna Atkins, la que lo puso inmediatamente en práctica.

El proceso utiliza dos compuesto químicos: Citrato de amonio y hierro y Ferrocianuro de potasio. De su mezcla resulta una solución acuosa fotosensible, que se utiliza para recubrir un material (normalmente papel). Una imagen positiva se produce exponiéndola a una fuente de luz ultravioleta (como la luz solar) con un negativo. La luz ultravioleta reduce el hierro (III) a hierro (II). A esto le sigue una reacción compleja del hierro (II) con ferrocianuro. El resultado es una sustancia insoluble al agua, de color azul (cian) (ferricianuro ferroso) conocido como azul Prusia o Turquesa.

John Herschel acuñó el termino “Fotografía” y “negativo y positivo”, en 1842  

 

Anna Atkins. La primera mujer fotógrafa. (1799-1871)


Fue una botánica inglesa, la primera persona en publicar un libro ilustrado exclusivamente con imágenes fotográficas, Fotografías de las algas británicas, documentando helechos y otras plantas, cuyas ilustraciones eran copias azuladas o cianotipos. Por su serie British Algae, de 1843, Anna Atkins es considerada como la primera mujer fotógrafa.

Hizo parte de trabajo con su padre, John George Children,  químico, minerólogo y zoólogo, distinguido por el mineral childrenita y la pitón de Children australiana (Antaresia childreni).

Anna Atkins logró conseguir un trabajo minucioso, perfecto y precioso en el que unieron la botánica, la fotografía y el dibujo. Su talento y genialidad la llevaron a ir más lejos de lo que hasta ese momento solo era demostrado por una máquina, superando las expectativas de los escépticos. Su trabajo fue el primer intento de plasmar imágenes de la forma más objetiva posible, traspasando el ámbito científico hasta hoy, y logrando ser un aporte a la ciencia, las artes y la estética.

El nacimiento de la fotografía, a partir de los años 30, y su incipiente desarrollo en el mundo de la ciencia, no fue acogido por todos los coetáneos de Anna Atkins de la misma manera. Entre la sociedad de la época existía una cierta reticencia hacia la fotografía y los grandes ilustradores y copistas veían en el nuevo sistema de reproducción un claro peligro para su futuro. Anna Atkins se apartó. 

Su trabajo fue el primer intento real de aplicar la fotografía con el fin de reproducir y repetir imágenes con un claro objetivo científico. 

Cianotipo. Algas, por Anna Atkins. 1843.

Anna Atkins


Frontispicio de la tercera edición de Lionel Beale (1865) de 'Cómo trabajar con el microscopio'. En el
Prefacio, Beale escribió: "Para la hermosa fotografía que forma el frontispicio, el autor está en deuda con su
amigo Dr. Maddox, quien también le ha brindado una gran ayuda en la redacción del capítulo sobre fotografía.
Este es uno de los capítulos más valiosos en el libro. Contiene los resultados del trabajo más serio de muchos años,
por uno de los trabajadores más exitosos en este departamento de fotografía. El detalle de algunos de los
las ilustraciones fotográficas son tan minuciosas que muchos puntos no se pueden ver a simple vista. Una lente de baja
por lo tanto, se ha agregado el poder de aumento al volumen para permitir que el lector vea la belleza
detalles microscópicos que se han obtenido mediante este modo de ilustración, en el que el Dr. Maddox se esfuerza por lograr.
lograr aún mayor éxito ".

Richard Leach Maddox, 1816-1902, fotógrafo científico


Un físico inglés que desarrolló las primeras placas con base de gelatina con bromuro de plata.

Richard Leach Maddox jugó un papel importante en el desarrollo de la fotomicrografía y sus imágenes fueron muy bien consideradas en su época. Realizaba fotografías de semillas, insectos, pulgas, glóbulos rojos, y se consideraba como un gran logro en la fotografía esa perfección. Imágenes que se mostraban en la Revista de la Sociedad Fotográfica de Londes en 1864, siendo hasta entonces las fotografías de objetos microscópicos un fracaso en general. Maddox será muy conocido por todos los fotógrafos científicos, ya que los últimos 30 años trabajó más que cualquier otro hombre para llevar las demandas ese mundo. Él realizó una gran serie de 3.000 diapositivas a partir de negativos sobre diatomeas (algas unicelulares microscópicas), obteniendo gran fama mundial.

Como el proceso que se empleaba en fotografía, era el colodión húmedo, iniciado en 1851 por Frederick Scott Archer, que exigía sensibilizar la placa en el mismo momento de la toma decidió investigar un sistema para mejorarlo.

En 1865 se hizo unas reproducciones de algunas de las fotografías del Dr. Maddox en el libro de frontispicios (ilustración decorativa elaborada para parecer en la hoja que antecede a la página del título) de Lionel Beale “Como trabajar con el microscopio”, que es probablemente el primer intento en emplear fotomicrografías como ilustraciones de libros.

Tenía achaques periódicos por problemas de salud porque estaba sometido por exceso de trabajo en un ambiente viciado, cargado de vapor de éter por las emulsiones del colodión de la placa fotográfica húmeda. Esto hizo dolosamente sus efectos y empujó el deseo de obtener un método menos engorroso y problemático para conseguir sus fotogramas de objetos microscópicos. Fue el primero en demostrar prácticamente el uso de la gelatina como vehículo para incrementar la sensibilidad.



Joseph Wilson Swan. (1828-1914). El negativo en seco


Puesto que el procedimiento del colodión húmedo estaba casi limitado a la fotografía profesional, varios investigadores trataron de perfeccionar un tipo de negativo que pudiera exponerse seco y que no necesitara ser revelado inmediatamente después de su exposición. El avance se debió al químico británico Joseph Wilson Swan, un físico y químico inglés, famoso por la invención de la lámpara incandescente, quien observó que el calor incrementaba la sensibilidad de la emulsión de bromuro de plata. Este proceso, que fue patentado en 1871, también secaba las planchas, lo que las hacía más manejables. En 1879, patentó el papel de bromuro.

Charles E. Bennett. Impresiones fotográficas


 Fue el fotógrafo británico Charles E. Bennett en 1878, quien inventó una plancha seca recubierta con una emulsión de gelatina y de bromuro de plata, similar a las modernas. Permitían positivar muchas copias en papel a la albúmina.

Además, su placa seca recubierta por una mezcla de gelatina y bromuro de plata con la cual consiguió rebajar el tiempo de exposición a un cuarto de segundo. Fue un gran avance en el campo tecnológico de la fotografía.

Hippolyte Bayard


En julio de 1839, otro francés, Hippolyte Bayard, descubre el medio de obtener imágenes positivas directamente sobre papel. Un papel recubierto de cloruro de plata era oscurecido a la luz y luego expuesto en la cámara oscura después de haber sido impregnado en Ioduro de plata. El tiempo de exposición era de treinta minutos a dos horas.

Experimento macabro. Bennet situó a una mula delante de la cámara, colocó una carga de dinamita debajo de la cabeza del animal y conectó el interruptor que controlaba el detonador a la cámara con el objetivo de que justo cuando la dinamita hiciera explosión la cámara disparara. Probó así el mejor tiempo de exposición.


Edward Muybridge

Edward Muybridge


Fotógrafo que había emigrado a San Francisco (Estados Unidos) en 1850, especializándose en fotografía del paisaje y antropológica. Muybridge era ya muy reconocido por sus viajes desde Centroamérica hasta Alaska, cuando el millonario americano Leland Stanford lo convocó para ganar una apuesta en 1872.

Stanford había tomado conocimiento de las investigaciones de Marey, médico y fotógrafo francés Étienne Jules Marey comenzó una serie de investigaciones sobre los movimientos que realizaban los caballos para caminar, trotar y correr. Intentó demostrar que durante el galope el caballo tenía momentos en que sus cuatro patas estaban simultáneamente en el aire. Diseñó ingeniosos dispositivos con hilos atados a las patas para demostrarlo, pero no pudo lograrlo. Stanford se entusiasmó con la idea debido a que él sostenía ya la hipótesis de que el caballo al galope tiene en ciertos momentos las cuatro patas simultáneamente en el aire, y había realizado una apuesta defendiendo la misma psición. Contrató para demostrar la hipótesis a Muybridge y puso a su disposición los recursos necesarios y uno de sus caballos. Muybridge diseñó un sistema de aberturas-trampa de madera que revolucionó la velocidad de obturación: de medio segundo a casi un dosmilavo de segundo. La imagen, sin embargo, salió borrosa y fue imposible corroborar la hipótesis. Esto favoreció aún más las investigaciones de Muybridge.

Tras varios intentos y dispositivos, en 1878 incorporó el uso de gatillos electromagnéticos activados por el paso del caballo (en este caso, una yegua llamada Sally) logrando dos series de 12 fotografías cada una al paso de ella. Proyectó en público los resultados utilizando el proyector fenakitoscópico, que a partir de algunas mejoras él rebautizó zoopraxinoscopio, logrando un enorme éxito en la prensa de la época. Con ello se había logrado la descomposición fotográfica del movimiento rápido, quedando libre la vía para la transición del dibujo a la fotografía en la ilusión del movimiento.

Al enterarse de los éxitos de Muybridge, Marey redobló su interés y esfuerzos por la descomposición del movimiento, buscando nuevas mejoras, pues se había interesado por el registro de movimientos más difíciles aún, como el del vuelo de las aves. Adaptando el revólver fotográfico, inventado por Jules Jansson en 1874 para registrar el movimiento de los planetas, a los avances logrados por Muybridge, logró en 1882 registrar el movimiento de aves en vuelo gracias a su "fusil fotográfico", cuyo mecanismo de obturación y apertura era análogo al de un fusil común.



Retrato de Pascual Pérez Rodríguez, primera fotografía en papel en España

 

La primera foto en papel que se hizo en España


 Está en el museo Universidad de Navarra, datada en 1848, un señor posando que sólo se le ve de medio cuerpo para arriba en un papel a la sal realizada a partir de un calotipo y que mide 10,2 centímetros de alto por 7,6 de ancho.

El señor que aparece en la imagen es Pascual Pérez y Gascón, que era el organista de la catedral de Valencia y profesor de música en el Colegio Real de San Pablo en el año 1848, fecha de la que data dicha fotografía.

Hasta ese momento, las fotografías no se hacían en papel, sino en daguerrotipo, una plancha recubierta de plata, lo que hacía prácticamente inútiles dichas fotografías. Una vez que la imagen se pudo pasar al papel, la fotografía se pudo difundir mucho más y hacerla accesible a todos los públicos.

El autor de esta primera fotografía en papel concretamente era Pascual Pérez Rodríguez, uno de los fundadores del Diario Mercantil de Valencia que, gracias a su amistad con Benito Monfort, que vivía en París, trajo a España las últimas novedades en la profesión de fotógrafo.


Claude Félix Abel Niépce de Saint Victor. (1805-1870)


Abel Niépce (Sobrino de Joseph Niépce) trabajó con Daguerre y descubrió un nuevo proceso basado en placas secas de albúmina, como consecuencia fotos más nítidas y tonos perfectos.

Era químico y físico y desarrolló la heliografía inventada por su tío N. Niepce y consiguió obtenerla sobre metales.

Miembro de la Sociedad Francesa de Fotografía desde 1862, descubrió en el año 1847 un método para utilizar una placa de cristal como negativo fotográfico, llamado niepceotipo, que hasta el momento se producía sobre papel. La placa de cristal se recubría con clara de huevo sensibilizada albúmina, con yoduro potásico y con unos gramos de sal común. La mezcla resultante se agitaba y se tamizaba para recubrir la placa de cristal, y una vez seca se sumergía en nitrato de plata. Con esta técnica se conseguían negativos con una excelente definición con el único inconveniente de que requería una larga exposición a la luz.

Posteriormente, mejoró este proceso al experimentar con acero y asfalto sensibilizado a lo que añadió resinas en polvo como las que utilizaban los artistas para las aguatintas, consiguiendo así unos niepceotipos que se hicieron muy populares entre los aficionados a las diapositivas de proyección, la linterna mágica y proyecciones estereoscópicas.

Aunque un poco contrastadas, la imágenes se volvieron extremadamente precisas, obligando a los ópticos a poner a punto objetivos aún más eficientes.

 

Coloreada sobre vidrio


Primera radiografía hecha en público. Mano del famoso anatomista, Albert von Kolliger radiografiada durante la primera clase de Roentgen antes la Sociedad Física Médica de Wurzburg. 23 de Enero de 1896

Rayos X


La denominación rayos X designa a una radiación electromagnética, invisible, capaz de atravesar cuerpos opacos y de impresionar las películas fotográficas.

El 8 de noviembre de 1895, se descubrieron los rayos X: el físico Wilhelm Conrad Röntgen, realizaba experimentos con los tubos Crookes y la bobina de Ruhmkorff, analizaba los rayos catódicos, para evitar la fluorescencia violeta, que producían los rayos catódicos en las paredes de un vidrio del tubo, creó un ambiente de oscuridad, cubrió el tubo con una funda de cartón negro. Era tarde y al conectar su equipo por última vez se sorprendió al ver un débil resplandor amarillo-verdoso a lo lejos: sobre un banco próximo había un pequeño cartón con una solución de cristales de platino-cianuro de bario, observó que al apagar el tubo se oscurecía y al prenderlo se producía nuevamente, retiró más lejos el cartón y comprobó que la fluorescencia se seguía produciendo, repitió el experimento y sucedió lo mismo, los rayos creaban una radiación muy penetrante, pero invisible. Observó que los rayos atravesaban grandes capas de papel e incluso metales menos densos que el plomo.

Pensó en fotografiar este fenómeno y entonces fue cuando hizo un nuevo descubrimiento: las placas fotográficas que tenía en su caja estaban veladas. Intuyó la acción de estos rayos sobre la emulsión fotográfica y se dedicó a comprobarlo. Colocó una caja de madera con unas pesas sobre una placa fotográfica y el resultado fue sorprendente al impresionarse la imagen de las pesas. Hizo varios experimentos con su brújula de bolsillo, el cañón de la escopeta. Para comprobar la distancia y el alcance de los rayos, pasó al cuarto de al lado, cerró la puerta y colocó una placa fotográfica. Obtuvo la imagen de la moldura, el gozne de la puerta e incluso los trazos de la brocha. Cien años después ninguna de sus investigaciones ha sido considerada como equivocada.

El 22 de diciembre, un día memorable, al no poder manejar al mismo tiempo su carrete, la placa fotográfica de cristal y colocar su mano sobre ella, le pidió a su esposa que colocara la mano sobre la placa durante quince minutos. Al revelar la placa de cristal apareció la mano de Berta, la primera imagen radiográfica del cuerpo humano. Así nace una de las ramas más poderosas y excitantes de la Medicina: la Radiología.

El descubrimiento de los rayos "X", fue el producto de la investigación, experimentación y no por accidente como algunos autores afirman; W.C. Roentgen, hombre de ciencia, agudo observador, investiga los detalles más mínimos, por eso tuvo éxito donde los demás fracasaron. Este genio no quiso patentar su descubrimiento cuando Thomas Alva Edison se lo propuso, manifestando que lo legaba para beneficio de la humanidad. Su invento se presentó oficialmente el 28 de diciembre de 1895, el mismo día que cinematógrafo Lumiére.


Revólver fotográfico


En 1874 el astrónomo francés Pierre Jules Janssen, aprovechando la película supersensible recién inventada, crea un «revólver fotográfico», conocido como el «Janssen», con el que registra todas las fases de un eclipse lunar en una misma placa.

El «Janssen» fue el primer aparato cronofotográfico. Este revolver utilizaba dos discos y una placa sensible, y se basaba en el popular revólver Colt. Fue de gran importancia en los posteriores descubrimientos del inicio de la cinematografía.


La primera foto en color


Mientras estos experimentos se iban sucediendo para aumentar la eficacia de la fotografía en blanco y negro, se realizaron esfuerzos preliminares para conseguir imágenes de objetos en color natural, para lo que se utilizaban planchas recubiertas de emulsiones. En 1861, el físico británico James Clerk Maxwell obtuvo con éxito la primera fotografía en color mediante el procedimiento aditivo de color, para lo que realizó tres fotografías sucesivas, con la lente con un filtro diferente: rojo, verde y azul. Cada una de las tres imágenes se proyectaba sobre la misma pantalla con la luz del color del filtro que se había empleado para tomarla.


La estereoscopia. Visores, cámaras y utilidad del relieve


Charles Wheatstone

La estereoscopia


La estereoscopia nace del intento de mostrar en un plano bidimensional una imagen tridimensional, y que contrariamente a lo que se puede presuponer, la estereoscopia precede a la fotografía, con el dibujo estereoscópico. Parece que ya en el siglo XV, Leonardo da Vinci ya estudiaba este fenómeno intrigante.

Para que el cerebro pueda percibir una imagen en tercera dimensión, requiere de datos sobre la distancia de los objetos, dicha información se obtiene gracias a que tenemos dos ojos, así cada uno de ellos percibe los objetos desde un ángulo distinto, dando como resultado una triangulación de la cual el cerebro obtiene la distancia al objeto. Si tomamos dos imágenes con un ángulo ligeramente distinto (con distinto paralaje) y se la proporcionamos a cada ojo, el cerebro podrá reconstruir la distancia y por lo tanto la sensación de profundidad.

La reconstrucción de la profundidad a partir de dos imágenes se conoce como estereopsis, y esa capacidad no es la misma en todas las personas. aproximadamente uno de cada 20 individuos no pueden realizarla y no podrán ver el efecto de 3D. El propósito de las distintas técnicas de 3D o estereoscópicas, consiste en proporcionar a cada ojo, una imagen distinta.

Visor estereoscópico


El estereoscopio es un aparato que consta de unos binoculares que permiten observar la realidad con un efecto 3D y que más tarde y unido al descubrimiento de la cámara de fotos dieron lugar a la cámara estereoscópica.

Su inventor fue Charles Wheatstone, físico experimental inglés, que fue el primero en tomar una imagen con efecto 3D apoyándose en el aparato previamente inventado por él en 1833.

Ha sido utilizado por topógrafos para hacer mediciones topográficas hasta que aparecieron los procedimientos mediante satélite observando las fotos tomadas por aviones con estereoscopios

La imagen estereoscópica


Una imagen estereoscópica es una imagen en 3D. Está compuesta por dos imágenes superpuestas con una diferencia mínima entre sí. Estas dos imágenes se pueden ver por separado con la ayuda de unas lentes especiales (lentes 3D). Las lentes lo que hacen es filtrar las imágenes haciendo que un ojo perciba una imagen y el otro perciba la otra imagen, haciendo que el cerebro mezcle las imágenes y den la sensación de 3 dimensiones.

La visión estereoscópica se basa en la visión real de los seres humanos, la visión binocular (dos ojos) que produce la sensación de una imagen en tres dimensiones, al ser procesadas por el cerebro, a la vez, las dos imágenes que captan las retinas oculares.

Cámara estereoscópica


Es una cámara fotográfica que toma dos imágenes normales que superpuestas en 2\3 de su superficie y observadas producen un efecto 3D en nuestros ojos

Consta de dos lentes que reflejan la misma imagen en nuestros ojos las cuales son captadas por una cámara de fotos convencional

La fotografía en tres dimensiones, nació casi con la fotografía misma. De hecho, al inventarse la fotografía en 1839, ya se sabía lo suficiente de la visión tridimensional, pero fue unos 10 años después, alrededor de 1850, cuando se toman y dan a conocer las primeras imágenes fotográficas tridimensionales. Un factor decisivo en la propagación de la fotografía tridimensional fue cuando la reina Victoria de Inglaterra, cautivada por ellas, ordenó le fueran tomadas imágenes de ese tipo. Ese hecho marca el inicio de la gran popularidad que tuvo la fotografía de tres dimensiones el siglo pasado, particularmente en los países de Europa y en los Estados.

Sistema anaglifo


Se denomina a la técnica que utiliza filtros de colores para separar las dos imágenes. Si vemos a través de un filtro rojo, los colores verde o azul se ven como negro y si utilizamos un filtro verde, azul o cían, el rojo parece negro. A partir de este principio podemos mezclar dos imágenes en una foto o video y utilizar lentes con filtros de color para separar las imágenes y ver el efecto estereoscópico..

El cronofotógrafo o fusil fotográfico


Un paso relevante hacia el desarrollo de la primera cámara de imágenes en movimiento fue el que dio el fisiólogo francés Etienne Jules Marey, cuyo cronofotógrafo (un ’fusil fotográfico’) portátil movía una única banda que permitía obtener doce imágenes en una placa giratoria que completa su revolución en un segundo. Sin embargo, su tira de película consistía en un papel mojado en aceite que se doblaba y se desgarraba con facilidad.

Hacia 1889, los inventores estadounidenses Hannibal Goodwin y Georges Eastman desarrollaron más tiras de emulsión fotográfica de alta velocidad (que necesitaban poco tiempo para imprimirse) montadas en un celuloide resistente: su innovación eliminó un obstáculo esencial para la experimentación más eficiente con las imágenes en movimiento.

La invención de la fotografía y su relación con el cine


Las primeras fotografías, llamadas heliografías, fueron hechas en 1827 por el físico francés Nicéphore Niépce. Unos años después el pintor francés Louis Jacques Mandé Daguerre realizó fotografías en planchas recubiertas con una capa sensible a la luz de yoduro de plata: el daguerrotipo. Ambos descubrieron que, haciendo pasar vapores de yodo sobre una placa de plata, se produce en esta última una capa de yoduro de plata que se ennegrece con la luz. Luego eran tratadas con vapores de mercurio que fijaban las imágenes. Pero se obtenía una imagen única en la plancha de plata por cada exposición.

 En 1861, el físico británico James Clerk Maxwell logró con éxito la primera fotografía en color mediante el procedimiento aditivo de color.

 Pero la fijación de la imagen perdurable y resistente, flexible, liviana, se logró en 1869 con la invención del celuloide. Hacia fines del siglo XIX fueron fabricadas en escala comercial. La fotografía constituyó así el arte y la novedad de la burguesía de la época.

 El invento de la película en rollo marcó el final de la era fotográfica primitiva y el comienzo de una etapa durante la cual aparecieron miles de fotógrafos aficionados que se interesaron en el nuevo invento.

Estos nuevos descubrimientos hicieron posible el desarrollo del cinematógrafo: la fotografía, ya que sin este invento previo no existiría el cine. Hacia 1852, las fotografías comenzaron a sustituir a los dibujos en los artilugios para ver imágenes animadas.

Daguerrotipo


Los inmediatos antecedentes del cine


Louis Le Prince, tal vez el verdadero inventor del cine


Louis Aimé Augustin Le Prince, 1842–1890, es considerado por muchos historiadores como el verdadero inventor del cine, realizando sus primeras imágenes en movimiento en octubre del año 1888, en la obra titulada La escena del jardín de Roundhay (en inglés: Roundhay Garden Scene), de apenas dos segundos de duración, con la ayuda de una lente única y una película de papel. Siete años antes que el cinematógrafo de los Hermanos Lumière.

La escena del jardín de Roundhay. https://www.youtube.com/watch?v=F1i40rnpOsA

Con La escena del jardín de Roundhay, y poco después con El Puente de Leeds, Le Prince se adelantó varios años a otros nombres ilustres como Thomas Edison o los hermanos Lumière. Por desgracia Le Prince nunca fue capaz de realizar una representación pública en Estados Unidos, porque desapareció misteriosamente en un tren que unía Dijon y París el 16 de septiembre de 1890, sin que su cuerpo o su equipaje fueran encontrados.

Le Prince creció en un estudio de un amigo de su padre, el pionero de la fotografía Louis Jacques Mandé Daguerre, de quien el joven Le Prince recibió lecciones relacionadas con la fotografía y la química. Su formación pasó a incluir sus estudios de pintura en París, y su postgraduado en química en la universidad de Leipzig, que le proporcionó el conocimiento académico que iba a utilizar en el futuro.

Se hizo famoso por su trabajo con la fijación de fotografías de color sobre el metal y la cerámica.

Desde 1881, en Estados Unidos, continuó sus experimentos relativos a la producción de movimiento en las fotografías, y de encontrar el mejor material para el mismo. Construyó una cámara que utilizaba dieciséis lentes, siendo ésta su primera invención que fue patentada. A pesar de que la cámara era capaz de capturar movimientos, no tuvo éxito, ya que cada lente captaba el movimiento de un punto de vista diferente, y la imagen proyectada no salía exactamente como se esperaba.

En mayo de 1887, Le Prince construyó y patentó una lente de cámara, que fue usada por primera vez el 14 de octubre de 1888 para filmar La escena del jardín de Roundhay (Roundhay Garden Scene), la que probablemente sea la primera secuencia de imágenes en movimiento filmada en toda la historia. Después filmó los tranvías eléctricos, los carros a caballo y a los peatones en El Puente de Leeds (Traffic Crossing Leeds Bridge). Estos trabajos fueron luego proyectados en una tela en Leeds, convirtiéndose en las primeras exhibiciones de imágenes en movimiento.


El cronofotógrafo o fusil fotográfico


Un paso relevante hacia el desarrollo de la primera cámara de imágenes en movimiento fue el que dio el fisiólogo francés Etienne Jules Marey, cuyo cronofotógrafo (un ’fusil fotográfico’) portátil movía una única banda que permitía obtener doce imágenes en una placa giratoria que completa su revolución en un segundo. Sin embargo, su tira de película consistía en un papel mojado en aceite que se doblaba y se desgarraba con facilidad.

Hacia 1889, los inventores estadounidenses Hannibal Goodwin y Georges Eastman desarrollaron más tiras de emulsión fotográfica de alta velocidad (que necesitaban poco tiempo para imprimirse) montadas en un celuloide resistente: su innovación eliminó un obstáculo esencial para la experimentación más eficiente con las imágenes en movimiento.


Bibliografía


René Colson, Mémoires originaux des créateurs de la photographie : Nicéphore Niepce, Daguerre, Bayard, Talbot, Niepce de Saint-Victor, Poitevin, G. Carré et C. Naud, Paris, 1898

Warner Marien, Mary: 100 ideas que cambiaron la fotografía, Blume, Barcelona 2012

https://es.wikipedia.org/wiki/Anna_Atkins

https://es.wikipedia.org/wiki/Richard_Leach_Maddox


©Enrique Martínez-Salanova Sánchez