VOLVER A «Martínez-Salanova»

Mujeres profesoras por la equidad y el cambio social

El cine, cada vez con mayor frecuencia, presenta a mujeres protagonistas de un trabajo educativo en equidad, justo y solidario

 

Corregido y aumentado de un capítulo del texto: Profesoras de película, Alfar 2017,

coordinado por Felicidad Loscertales

© Enrique Martínez-Salanova Sánchez


El puntero de don Honorato/Bibliografía/Lecturas de cine/Glosario de cine


La mujer profesora en el cine

Katmandú, un espejo en el cielo

Una profesora ve la realidad tibetana desde la propia realidad cultural del Tíbet

Maria Montessori, una vida dedicada a los niños. Maria Montessori, una vita per i bambini

Bio-pic sobre la pedagoga italiana

Diarios de la calle. Freedom writers

Una profesora y sus alumnos utilizan la escritura para cambiarse a sí mismos y su mundo cercano

El milagro de Ana Sullivan. The miracle worker

Una educadora  ayuda a superar las barreras a una joven sorda y ciega

Billy Elliot

Romper estereotipos entre roles femeninos y masculinos

Educando a Rita. Educating Rita

Ayuda mutua entre una alumna y su profesor

El trigo esta verde. The Corn is Green

Una profesora saca del analfabetismo a una zona minera

Ni uno menos. Yi ge dou bun eng shou

Una profesora/niña intenta evitar la deserción escolar

La sonrisa de Mona Lisa. Mona Lisa smile.

Una profesora intenta cambiar las cosas en un colegio de élite.

Bibliografía



La mujer profesora en el cine


1. Introducción

1.1. Relatos cinematográficos y mujeres

Desde sus inicios, los relatos que cuenta el cine han afectado a generaciones de personas mediante argumentos, contenidos, imágenes e ideas. La mujer ha tenido un papel preponderante y significativo en todo esto. Desde las pioneras mujeres directoras, como la parisina Alice Guy-Blaché, primera persona que construyó en imagen filmado un relato literario, que empezó a relacionarse con el cine en el año 1894 y que hizo cerca de mil películas, hasta las últimas generaciones de mujeres directoras y productoras. El cine, sin embargo, como otros medios, ha evolucionado su lenguaje al mismo tiempo y ritmo que lo ha hecho la sociedad. También en la creación y ajuste de estereotipos. El tratamiento que se ha hecho de la mujer en el cine ha pasado por todas las vicisitudes que su invisibilidad, dependencia o su visibilidad e independencia ha recorrido en los últimos ciento diez años.

Cada vez es más frecuente en el cine descubrir visiones que tienen que ver con la situación actual de la mujer, desde puntos de vista muy dispares, existen cada vez más mujeres cineastas, directoras y productoras, y la sociedad responde, y el cine refleja, cada vez con mayor énfasis, una forma de plantear el mundo y sus conflictos en los que la mujer es cada vez más visible y responsable, en contra de la visión mayoritariamente masculina y patriarcal que predomina aún en la sociedad. (Martínez-Salanova, 2002).

1.2. Estereotipos y cultura social sobre la mujer en el cine

El cine y la televisión han reforzado y legitimado todo tipo de estereotipos sobre la mujer. En ocasiones la representan en papeles secundarios y tradicionales, anclados en el pasado, con los mismos roles que representó socialmente desde la antigüedad. Otras veces, cada vez más en el cine actual, más aún cuando hay numerosas mujeres directoras y guionistas de cine, el papel de la mujer va tomando otra importancia y el cine, con otra frecuencia, presenta a la sociedad una visión crítica de le mujer dependiente o la de mujeres con clara independencia, responsables y autoras a la par del hombre, de los cambios que la sociedad necesita. (Martínez-Salanova, 1999).

Sin embargo, este camino social y cultural es largo y costoso, y el cine, como todo producto social, lo ha ido reproduciendo en la medida en que los cambios se iban generando. La crítica feminista frente a la filmografía hace una crítica a la postura patriarcal en el cine y a la repetición de esquemas estáticos. En el caso de las mujeres profesoras que el cine ha presentado, ocurre de igual forma. O han reflejado el papel sumiso de la mujer frente a los protagonistas masculinos o, como afirma Pierre Bourdieu (Bourdieu, 1988): «el esfuerzo para liberar a las mujeres de la dominación, o sea, de las estructuras objetivas y asimiladas que se les imponen, no puede avanzar sin un esfuerzo por liberar a los hombres de esas mismas estructuras que hacen que ellos contribuyan a imponerlas». El cine está mayoritariamente, todavía, en manos masculinas.

1. 3. Mujer profesora en el cine, en contextos de presente

La mujer profesora en el cine sigue su propio camino, ya sea superando la del hombre o a la par con él, logrando estructuras y posiciones acordes con la sociedad actual. El cine de los países pobres y emergentes, surge también con fuerza, con mujeres y hombres que dirigen films de alto contenido social, en los que lo educativo está siempre presente o en el trasfondo, en el que las mujeres adquieren protagonismos especiales. Como en A las cinco de la tarde, iraní, de 2003, de Samira Makhmalbaf, en la que se ve el trabajo de profesoras musulmanas en contraposición con las enseñanzas de las escuelas coránicas, o el personaje de madame Guerin, de El pequeño salvaje, L’enfant sauvage, película francesa de 1960, dirigida por François Truffaut, que complementa con sus capacidad de afecto el trabajo riguroso del Dr. Itard y enriquece con creces los resultados. También en el cine se ha tratado a la mujer profesora fanática y dura, en una crítica a la educación totalitaria o integrista, como en La profesora de piano, una producción franco-austriaca, realizada por Michael Haneke en 2001, en la que Isabelle Huppert interpreta a la profesora Erika Kohut, una mujer reprimida que vuelca sentimientos y comportamientos en la violencia y el sexo, o Las hermanas de la Magdalena, de R.U e Irlanda, dirigida en 2002 por Peter Mullan, basada en los hechos reales de los conventos de la Magdalena en Irlanda, gestionados por las hermanas de la Misericordia, en las que se trataba con mucha dureza a las chicas alojadas en ellos para expiar sus pecados. O la última película sobre mujer profesora que conozco, Bad Teacher, de Jake Kasdan, 2011, sobre una profesora gamberra y descarada, interpretada por Cameron Díaz en clave de comedia, lo más lejos de una actitud que esperamos de cualquier persona dedicada a la enseñanza. En Italia se ha realizado un biopic para televisión, que ha tenido también un gran éxito en el cine, sobre María Montessori: Maria Montessori, una vita per i bambini, 2007, dirigida por Gianluca Maria Tavarelli, que recorre la vida de la gran pedagoga y educadora italiana y que profundiza en su vida privada.

Es de interés analizar también a mujeres que, sin ejercer la profesión docente oficialmente, han sido claves en la enseñanza de personas marginales o discapacitados. Un ejemplo es la película Gaby, una historia verdadera, 1987, en la que una mujer indígena analfabeta, aprende a leer y escribir con la niña a la que cuida, y le ayuda a expresarse durante toda la vida, hasta la universidad. Es la historia real de la poetisa mexicana Gabriela Brimmer, que nació con una parálisis cerebral que solamente le permitía comunicarse con un dedo del pie. (Martínez-Salanova, 2009).

Otra temática digna de estudiar en el cine es cómo trata el derecho de la mujer a aprender, a recibir una educación pública, todavía muy precaria en algunos países, pero bien reflejada, sobre todo en el cine de los países más pobres, fundamentalmente por mujeres directoras. (Martínez-Salanova, 2010).

1.4. Mujeres profesoras en el cine que presentan la realidad o la ficción

En este capítulo se presentan varias películas en las que la mujer profesora, o con influencia educadora, se manifiesta en contextos sociales varios, en todos ellos en el marco de una realidad actual, en la que actúan con decisión, realismo y, en ocasiones, con riesgo para sus vidas.

Algunas de las películas que presento están basadas en hechos y personajes reales, fáciles de rastrear en textos, enciclopedias y en Internet, como El milagro de Ana Sullivan, Katmandú, un espejo en el cielo, Maria Montessori, una vita per i bambini o Diarios de la calle; otras son historias reales menos conocidas, como Ni uno menos, y otras son basadas en relatos de ficción, en contextos concretos muy reales, como Billy Elliot, El trigo esta verde, Educando a Rita y La sonrisa de Mona Lisa, son relatos realizados para el cine desde la ficción.  


2.  Katmandú, un espejo en el cielo. Una profesora catalana que ve la realidad tibetana desde la propia realidad cultural del Tíbet

2.1. Una maestra en el Tíbet.

Esta película, basada en un personaje real, Victòria Subirana, y en sus experiencias personales (Subirana, V. 2002), es medio documental, medio ficción. La película la dirigió Iciar Bollain que, a partir de los problemas sociales y educativos del Nepal, con un sistema educativo de pago y donde se excluye a las capas más bajas, nos adentra en el mundo de la educación olvidada y de la igualdad de oportunidades para todos, desde la perspectiva de una profesora española que comprende poco de la cultura nepalí. La película se rodó íntegramente en Katmandú y en las montañas de Mustang, en inglés y en nepalí, con una mayoría de actores no profesionales y un gran número de niños.

«La mirada de Laia tiene que trasladar también al espectador la sorpresa y el descubrimiento de una cultura tan distinta, de un paisaje majestuoso y fascinante pero que esconde al mismo tiempo una realidad violenta y cruel para muchos de sus habitantes». Iciar Bollaín.


 

2.2. Ficha técnica de Katmandú, un espejo en el Cielo

España. 2011. 104 min.

Dirección: Icíar Bollaín.

Guión: Icíar Bollaín; con la colaboración de Paul Laverty

Producción: Luis de Val y Larry Levene.

Música: Pascal Gaigne.

Fotografía: Antonio Riestra.

Montaje: Nacho Ruiz Capillas.

Vestuario: Sonia Grande.

Intérpretes. Verónica Echegui (Laia), Sumyata Battarai (Sharmila), Norbu Tsering Gurung (Tshiring).

Sinopsis

A principios de los años 90, Laia, una joven maestra catalana, se ofrece como voluntaria para trabajar en Katmandú, la capital de Nepal, en una escuela local. Nada más llegar descubre la pobreza y la discriminación hacia los más desfavorecidos y las castas más bajas de la sociedad nepalí, “los intocables”, tan diversificada. Por razones burocráticas para poder quedarse en el país y ejercer su profesión, debe contraer un matrimonio de conveniencia que le permitirá legalizar su situación.

Laia se enfrenta con las autoridades y a su corrupción, primero de la propia escuela en la que trabaja, en el barrio de Sinamangal, el más pobre de Katmandú y donde Laia decide empezar su labor con los niños más desfavorecidos; más tarde con las administrativas, para llevar a cabo un ambicioso proyecto de educación solidaria e igualitaria en los barrios de chabolas de Katmandú. Descubre poco a poco, gracias a su compañera de trabajo y ayudante, Sharmila, y a su esposo, del que acaba enamorándose, la cultura del país y las dificultades de su proyecto. Se va descubriendo así misma a la vez que intenta por todos los medios cambiar una sociedad de diferencias y desequilibrios. Katmandú será un día para Laia, algo más que un espejo en el cielo, una ventana desde la que podrá atisbar en su interior, hacerla reflexionar y dar un nuevo sentido a su vida.

Laia decide invertir sus ahorros para financiar la escuela y en un determinado momento, vuelve a Cataluña para recaudar fondos, entre ellos de la Administración pública.


Mapa conceptual: Cuadro elaborado por el autor de la página

 

2.3. Diálogos de la película “Katmandú”

Laia y Sharmila, van a ver una zona de chabolas, donde viven los intocables

SHARMILA. Lo siento Laia, yo no puedo estar aquí…

(A su vuelta a la escuela)

LAIA. Esos niños ¿no van a ninguna escuela? De la ciudad del gobierno o de lo que sea

SHARMILA. Algunos de ellos son intocables, Laia. No tienen derecho a nada...

LAIA. Todo el mundo tiene derecho tiene a una educación, Sharmila.

SHARMILA. Para ti es fácil Laia. Tu puedes ir a las chabolas porque no sabes lo que significa, pero para mi familia estar entre ellos es una vergüenza, un desprestigio, y un pecado

LAIA. ¿Y es así para ti?

SHARMILA. Mira, En teoría somos iguales, no hay diferencias, pero en la vida real cada uno tiene su lugar, y su destino

LAIA. ¿Qué?

SHARMILA. Ha sido así hace durante cientos de años. Así que, el pobre será pobre para siempre…

LAIA. ¿Quién dice eso?, ¿dónde está escrito?, porque yo he cambiado mi destino y esos niños, con ayuda cambiarían...

SHARMILA. No es tan fácil, no, Laia, no lo entiendes…

LAIA. ¿Cómo puedes enseñar pensando así? ¿Qué es para ti enseñar, porque para mí es ayudarles a ser libres, a elegir, a ser ellos mismos? ¿Qué vas tú a enseñarles?, dime, ¿a obedecer sin más y a enseñarles estúpidas tradiciones que les atan y no les dejan crecer?

SHARMILA. No Laia, voy a enseñarles a que se cuiden entre sí a respetar a sus mayores, mi comunidad coloca a cada persona en su lugar, es cierto, pero también cuida de su miembros, como por ejemplo, mi madre que es viuda y no tiene hijos que la cuiden, pero nunca le falta un saludo, nunca le falta un plato de comida un vaso de agua, o una persona que la escuche. Y esas también son mis tradiciones, y yo las respeto…

Hay una costumbre entre mi gente, cuando llega la regla, por primera vez, las niñas pasan 12 días en una habitación oscura. Después ellas salen, y miran los primeros rayos del sol para purificarse. Yo tenía 10 años y no entendí por qué tenía que estar separada, por qué no podía ver a mi padre, o jugar con mi hermano. Creía que había hecho algo malo, me sentía avergonzada. En esos días solo deseaba una cosa, no ser mujer, para escapar de esa oscuridad.

Esos niños están en la oscuridad por la casta a la que pertenecen. No quise decir que no tengan derecho a aprender. Sino que no se trata solo de aprender a leer y a escribir… necesitan algo más profundo.


2.4. Una maestra en Katmandú, Vicki Subirana, la historia real

La película está inspirada en el libro “Una maestra en Katmandú” de Vicki Subirana, fundadora de la Fundación Eduqual (en sus inicios se llamaba Amigos de Vicki Sherpa). Vicki Subirana creó la organización en 1990, y llevó a cabo varios proyectos en Nepal, basados en la pedagogía como herramienta transformadora, por la que se han beneficiado unas 3000 personas.

Vicki nació en Girona en 1959, estudió Magisterio en la Universidad de Vic (Barcelona) y un Máster en Curriculum and Teaching en la Universidad de Michigan State (Estados Unidos), y llegó a Nepal por primera vez en 1988, donde se sorprendió de la miseria e ínfimas condiciones de vida de sus habitantes, de las ínfimas condiciones educativas, en algunas escuelas se torturaba a los niños, de la diferencia abismal de castas y de la corrupción administrativa. En 1989, dejó su trabajo de diez años como maestra en Ripoll (Girona) y regresó a Nepal, donde creó un parvulario para 32 niños refugiados tibetanos y de otras etnias. En 1992 contrajo matrimonio con un ciudadano nepalí.

La primera escuela, con 32 niños refugiados del Tíbet, la fundó tras dedicarse al estudio de la lengua y cultura nepalí, primero en Barcelona y más tarde en la Universidad de Tribhuvan, en Katmandú.

Al mismo tiempo que animaba en Barcelona la Asociación de amigos de Vicki Sherpa, para recolectar fondo para sus proyectos tibetanos, fundó en 1993 la escuela Daleki, dedicada a la educación de los más desfavorecidos, con 320 niñas y niños. Basándose en la pedagogía Montessori, se editaron libros y cuadernos para enseñar la cultura, la historia y las costumbres del Nepal.

Su trabajo incluye el mundo de las personas adultas, con talleres de artesanía para mujeres y enseñanza de la lengua, las matemáticas y el inglés, la creación de una escuela para maestros de primaria, y la atención de niños con discapacidades.

Actualmente la organización tiene varios centros abiertos, y se atienden cientos de niños y adultos, en el que se aplica su propio método educativo. 


2.5. La pedagogía transformadora.

“Uno de los objetivos de esa pedagogía es el diseñar las mentes de los niños, para que sean capaces de identificar el origen de los problemas que les rodeaban y que son los causantes de que permanezcan anclados en la miseria. Una vez aprendido el hábito de identificar han podido desarrollar estrategias para producir cambios positivos a su alrededor. Los nepalíes, en su mayoría, están siendo educados para repetir, copiar y obedecer a sus superiores sin rechistar. Este sistema de aborregamiento social potenciado en la mayoría de las escuelas, les hace idóneos para ser ciudadanos de un gobierno que explota a sus súbditos y se aprovecha de una mayoría de analfabetos, que se tasa en el 80% de la población actual.” De una entrevista de Ángel López Soto a Victoria Subirana para Gea Photowords.

Vicki Sherpa ha tenidos infinidad de problemas en Nepal, por combatir la corrupción, ha recibido palizas de la policía, amenazas y agresiones físicas, bloqueo de sus cuentas bancarias y paralizaciones de sus obras, en parte promovidas por su ex marido nepalí.

 

2.6. Algunas claves para analizar la película


El trabajo del voluntariado en una cultura diferente

Discriminación de castas

Las niñas y su derecho a la educación

El trabajo de las ONGs y la ayuda necesaria

Las necesidades educativas


3. Maria Montessori, una vida dedicada a los niños. Maria Montessori, una vita per i bambini. Bio-pic sobre la pedagoga italiana

 

 3.1 María Montessori, la pedagogía de la autoformación

La Metodología Montessori comenzó en Italia y es tanto un método como una filosofía de la educación. Fue desarrollada por la Doctora María Montessori, a partir de sus experiencias con niños en riesgo social. Basó sus ideas en el respeto hacia los niños y en su impresionante capacidad de aprender. Los consideraba como la esperanza de la humanidad, por lo que dándoles la oportunidad de utilizar la libertad a partir de los primeros años de desarrollo, el niño llegaría a ser un adulto con capacidad de hacer frente a los problemas de la vida, incluyendo los más grandes de todos, la guerra y la paz. El material didáctico que diseñó es de gran ayuda en el período de formación preescolar.

Es difícil actualmente comprender el impacto que tuvo Maria Montessori en la renovación de los métodos pedagógicos a principios del siglo XX, pues la mayoría de sus ideas hoy parecen evidentes e incluso demasiado simples. Pero en su momento fueron innovaciones radicales, que levantaron gran controversia especialmente entre los sectores más conservadores.


3.2. Ficha técnica de la película

Maria Montessori, una vida dedicada a los niños. Maria Montessori, una vita per i bambini

Italia. 2007. 100 min.

Director. Gianluca Maria Tavarelli

Producción. Taodue Film. Miniserie para TV

Guión. Gianluca Maria Tavarelli

Música: Marco Betta

Fotografía. Roberto Forza

Reparto. Paola Cortellesi (María Montessori), Massimo Poggio (Giuseppe Montesano), Gianmarco Tognazzi (Cardi), Alberto Maria Merli (Alessandro Montessori), Imma Piro (Teresa), Lisa Gastoni (Gemma Montesano), Giulia Lazzarini (Renilde Montessori), Alberto Cracco (Director Baccelli), Alessandro Lucente (Mario Montessori), Gianni Bisacca (Talamo), Anna Cianca (Carla), Silvana De Santis (Ada), Susy Laude (Rita), Alba Rohrwacher (Anna), Fulvio Pepe (Giovanni Martinelli), Giusto Lo Piparo (Director didáctico), Claudio Bertoni (Director del manicomio).

Sinopsis. La historia de María Montessori, la primera mujer en entrar en la facultad de Medicina y Cirugía, en Italia, en el año 1892. Fue acompañada de sus padres, apoyada sobre todo por su madre, Renilde, y mal recibida por profesores y alumnos. En la universidad conoce al profesor Giuseppe Montesano, que le orienta hacia la psiquiatría y sus primeros trabajos en un manicomio en el que había muchos niños abandonados. Se enamoran y tienen un niño que el profesor deja en manos de una familia a su servicio para evitar el escándalo. María, abandonada y engañada, sigue su carrera sin poder hacerse cargo de su hijo y se dedica a otros niños, desahuciados de la enseñanza, con diferentes discapacidades, a leer y a escribir. Se enfrenta a médicos, sabios y eruditos, a pedagogos de renombre, y cada vez su método va ganando terreno y llegando a otros lugares de Europa y América. Esto hace que sea reconocida en Italia, aunque nunca deja de enseñar a niños, de renovar sus métodos y de orientar a maestras y maestros en nuevos caminos pedagógicos y didácticos.


Mapa conceptual: Cuadro elaborado por el autor de la página


 3.3. Diálogos de la película “Maria Montessori, una vida dedicada a los niños”

Llega maría Montessori a la Facultad de Medicina y Cirugía, acompañada de sus padres.

MADRE. Eres la primera mujer que cruzará esa puerta, que te respeten

(María sube la escalinata entre los alumnos, que se ríen y comentan…)

ALUMNOS. Mira eso, ¿vieron eso?, Qué hace aquí, señorita, ¿Busca a alguien?, Tal vez un marido… (Se ríen)

CONSERJE. ¿A dónde va?

MARÍA MONTESSORI. A clase, estoy matriculada

CONSERJE. ¿Es la señorita María Montessori’

MARÍA MONTESSORI. Sí.

CONSERJE. Acompáñeme

MARÍA MONTESSORI. ¿A dónde?

CONSERJE. Afuera

MARÍA MONTESSORI. ¿Cómo afuera? Estoy legalmente matriculada

CONSERJE. Son órdenes del director.

MARÍA MONTESSORI. Tengo derecho a asistir a clases igual que todos.

CONSERJE. Por favor, no me complique las cosas…

(María sale a la puerta y espera, hasta que llega el director)

DIRECTOR BACCELLI. Disculpe, no quería hacerla esperar aquí, pero es la primera vez que una mujer entra a esta Facultad. No quería problemas, adelante. Tiene buenas calificaciones, me vi obligado a aceptarla, pero no creo que este sea el sitio indicado para una mujer. Entrará en el aula después de que todos se hayan sentado, para así reducir al mínimo el contacto con sus colegas varones.

MARÍA MONTESSORI. Llevo ya 10 minutos aquí, creo que por hoy, el honor de la Facultad está a salvo.

El conserje la hace pasar al aula ante los comentarios, expectación y risas de sus compañeros.

 

El día que le concedieron el título.

DIRECTOR BACCELLI. Cuando ingresó en esta universidad, hasta yo me oponía a su presencia. Hoy, con su trabajo sobre las enfermedades mentales, nos demostró a todos que estábamos equivocados, que una mujer también puede ser un alumno estudioso y brillante, deberá continuar sorprendiéndonos, deberá demostrarnos que tras la estudiante, hay además un gran médico psiquiatra. Señorita maría Montessori, la declaro doctora en Medicina y Cirugía.

(Sus compañeros y profesores la felicitan y aplauden).

PADRE. (La toma de las manos). El primer médico de la familia Montessori, y es una mujer médico

 

DIRECTOR BACCELLI. En los próximos días habrá en Turín un congreso de pedagogía muy importante, asistirán investigadores de toda Italia. Usted no tiene mucho que ver con ellos pero asistirá el ministro. Escribiré una carta comentándole sobre su investigación, pero cuando esté allí usted tendrá que convencerlo. (Los profesores Cardi y Montesano discuten sobre si ella es idónea o no para ir, por su juventud).

DIRECTOR BACCELLI. Vaya usted, y no me decepcione.

 

En el congreso en Turín

PROFESOR. Doctora María Montessori.

MARÍA MONTESSORI. La ciencia avanza gracias a la observación, pero la observación no debe convertirse en resignación, Ningún niño, a pesar de ser clasificado como enfermo o retrasado mental, puede ser excluido de la ciencia que le comprende, la pedagogía, Sin embargo, es lo que sucede desde siempre en este país, y un país que renuncia a curar a sus niños, es un país que renuncia a su futuro…

… en la antigüedad, lanzaban a los niños enfermos por los barrancos, nosotros los borramos del mundo encerrándolos en manicomios. Pasaron dos mil años y la humanidad aún debe avergonzarse de sí misma… (Aplausos)

 

He elegido este diálogo pues refleja muy bien el relato completo y la vida de María Montessori. Tras tener su hijo, le es arrebatado y escondido por el padre, Giuseppe Montesano, profesor de la Facultad y compañero de trabajo en el Hospital. Ella tiene una crisis de varios días y va a la facultad, pide hablar con el director, pero exige que Giuseppe Montesano esté presente. Es un diálogo lleno de miradas, de dobles sentidos…

 

DIRECTOR BACCELLI. ¿Quiere decirme por qué vino?

M- sé que lo que diré le sorprenderá y sé que tal vez le decepcione. Dejaré la clínica.

DIRECTOR BACCELLI. ¿Cómo? Hace años que para usted no existe otra cosa más que este lugar.

MARÍA MONTESSORI. Mi padre quería que fuera maestra. Nunca quise hacerle caso. Siempre consideré que era una profesión poco indicada para mí. Ahora sé que tenía razón. Quiero dedicarme a la pedagogía y a la enseñanza.

DIRECTOR BACCELLI. En mi opinión está cometiendo un grave error. Usted nació para la ciencia, ¿por que tomar semejante decisión? ¿Ocurrió algo?. (Se dirige a Giusseppe…) Trate de convencerla, diga algo usted también.

GIUSEPPE MONTESANO. Sí, el grupo de trabajo sin usted…ya no será lo mismo, nos gustaría que lo pensara mejor. (Ella lo mira directamente)

MARÍA MONTESSORI. ¿De veras?

GIUSEPPE MONTESANO. ¡Sí!

MARÍA MONTESSORI. ¿Recuerda cuando lo acompañé por primera hasta el manicomio? Al lado de los enfermos más desesperados había otros que estaban increíblemente serenos y usted nos dijo que la diferencia estaba en la niñez. Habían sido amados. (Mira fijamente a Giuseppe, luego dirigiéndose al director). Durante estos años no he trabajado sólo para la clínica, también viví. Conocí el dolor de los niños sin madre (está refiriéndose a su propio hijo, que le han arrebatado) a hombres considerados “morales” para todos, pero faltos de coraje en las decisiones de la vida. Y entendí que la única forma que tenemos si queremos construir un mundo nuevo, es comenzar por los niños. Quiero dedicarme a ellos, a los normales. A los adultos del mañana.

DIRECTOR BACCELLI. ¿No podemos hacer nada para convencerla? (Ella niega con un gesto) Si se arrepiente, sepa que aquí las puertas siempre están abiertas para usted. ¡Pero esta vez, será la primera en entrar!


4. Diarios de la calle. Cómo una profesora y 150 adolescentes utilizaron la escritura para cambiarse a sí mismos y su mundo cercano.

 

4.1. Erin Gruwell y los escritores de la libertad

Diarios de la calle está inspirada en una historia real, la de la profesora de un instituto, Erin Gruwell y en los diarios de un grupo de adolescentes «Los escritores de la libertad», de Long Beach, California, Estados Unidos, tras los disturbios de 1992 por conflictos interraciales. Está ambientada en los alrededores del Instituto Wilson Classical en Long Beach, a mediados de los 90 y expone la fuerza creativa y didáctica de una mujer, que deja sus prejuicios y técnicas tradicionales para ejercer su tarea con grupo de adolescentes marginales.

Una película que merece ser tenida en cuenta, basada y bien fundamentada en hechos y personajes reales, no es la típica película de alumnos imposibles que se vuelven buenos en unos días. El trabajo docente y sus principales problemas didácticos están bien reflejados y responden a auténticas actuaciones de aula. Es de destacar el compromiso de la profesora con sus alumnos y su entorno y cómo, a partir de sus propias vidas y problemas, va construyendo la estructura didáctica de la enseñanza de la lengua.


4.2. Ficha técnica de Diarios de la calle. Los escritores de la libertad. Freedom writers

Dirección: Richard LaGravenese.

2007. Alemania, EE.UU. 123 min.

Guión: Richard LaGravenese; basado en el libro «The freedom writers diary» de Freedom Writers y Erin Gruwell.

Producción: Stacey Sher, Michael Shamberg y Danny DeVito.

Música: Mark Isham y will.i.am.

Fotografía: Jim Denault.

Montaje: David Moritz. 

Interpretación: Hilary Swank (Erin Gruwell), Patrick Dempsey (Scott Casey), Scott Glenn (Steve Gruwell), Imelda Staunton (Margaret Campbell), April Lee Hernandez (Eva), Mario (Andre), Kristin Herrera (Gloria), Jacklyn Ngan (Sindy), Sergio Montalvo (Alejandro), Jason Finn (Marcus), Hunter Parrish (Ben).

Sinopsis. A sus 23 años, todavía con aspecto de estudiante, la joven y entusiasta Erin Gruwell (Hilary Swank) hija de un activista de los Derechos Humanos que había querido ser abogada para defender a los pobres y excluidos, intenta comerse el mundo el día que entra en el instituto Wilson para estrenarse como profesora. Pero su clase lo único que espera es sobrevivir un día más; son un grupo multiétnico de adolescentes de los más variados orígenes. Lo único que tienen en común es el odio que se profesan entre sí y la intuición de que el sistema educativo se está limitando a almacenarlos en cualquier lugar antes de que tengan edad para desaparecer. Erin se empeña día tras día en ganarse a sus estudiantes pese a su obstinado rechazo a toda forma de participación en las clases.

Sin embargo, la actitud optimista de la maestra es una bofetada para los endurecidos alumnos, quizá peor que el cinismo o la indiferencia de los otros profesores. Un día la profesora intercepta un dibujo donde se insulta a un joven negro mediante la exageración de rasgos físicos. En un momento de inspiración, compara el dibujo con las caricaturas que los nazis hacían de los judíos y les menciona el holocausto. Para su sorpresa, la gran mayoría de sus alumnos desconoce la historia de la «solución final» nazi. A partir de ese momento, la maestra modifica el plan de estudio, y cambia «La Odisea» por «El Diario de Anna Frank».

Cuando los directivos de la escuela se niegan a pagar los nuevos libros y otras actividades que Gruwell planea, la profesora toma dos empleos adicionales para financiar su proyecto, lucha contra superiores y parientes, para quienes su nivel de compromiso resulta exagerado e inapropiado. Los jóvenes, en cambio, reaccionan positivamente al desprendimiento de la mujer, y se integran por completo.

Sabiendo que cada uno de sus estudiantes tiene una historia que contar, Erin les anima a que escriban un diario con sus pensamientos y experiencias. Los diarios de los chicos pronto dejan de ser deberes de clase y se convierten en un instrumento de afirmación vital. Cuando Gruwell les regala cuadernos para que hagan anotaciones diarias sobre su vida y pensamientos, los cuadernos se convierten en un remedio y pronto se llenan con el dolor y la angustia de los jóvenes. Sin embargo, el contacto con sus estudiantes afecta a Erin en su familia y en su matrimonio.


Mapa conceptual: Cuadro elaborado por el autor de la página

Erin Gruwell & Hillary Swank 

4.3. La verdadera Erin Gruwell

Erin Gruwell nació en California en 1969. Se graduó de la Universidad de California en Irvine. Estudió en la Universidad Estatal de California en Long Beach donde obtuvo el grado de Master y sus credenciales para enseñar.

Comenzó su práctica universitaria para ser profesora en 1994 en el colegio Woodrow Wilson High School, en Long Beach, California. Como estudiante en prácticas le fue asignada la clase con los alumnos de más bajo desarrollo estudiantil.

La escuela era dura, racialmente dividida e infestada de bandas y drogas. Peleas y asesinatos eran parte de las experiencias de los estudiantes. Algunos de los niños no tenían hogar. Otros venían de hogares destruidos o abusivos.

Gruwell era blanca, llevaba traje para parecer perteneciente a una clase bien educada, producto de una vida suburbana segura. Los administradores esperaban que ella se arrojaría la toalla, tan pronto se pronunció en contra de la violencia y el odio en su clase. En vez de eso, renunció al programa de clase y se dedicó a aprender acerca de la paz y la tolerancia.

Un estudiante, al que en sus memorias se refiere como Sharaud, parecía determinado a volver su antigua vida de droga y miseria. Una de las alumnas le dio a la profesora un dibujo que otro alumno realizó de Sharaud (afro-estadounidense) con labios extremadamente grandes. Muy enfadada, Erin Gruwell le dijo a la clase que este tipo de caricaturas fueron utilizadas por los nazis durante el Holocausto. Cuando se dio cuenta que solo un alumno sabía lo que era el Holocausto cambió el foco del curso hacia la tolerancia. Gruwell llevó a los estudiantes a ver La lista de Schindler, Schindler´s list, les compró libros con dinero de su propio bolsillo e invitó a conferenciantes, reales supervivientes del Holocausto a su clase. Sus primeras armas fueron la lectura de “El Diario de Ana Frank” y lecciones acerca del Holocausto, pues pensó que sus estudiantes podrían sentirse identificados con la situación de Ana Frank. (Gruwell, 2007).

En clase se leyó el «Diario de Zlata», escrito por una adolescente acerca de sus experiencias de la Guerra de Bosnia. Una vez más, los estudiantes encontraron similitudes entre su situación y la de ella. Admiraron el valor del autor y su determinación por trabajar por la paz. Recolectaron dinero para traer a Zlata Filipovic desde Irlanda (donde estaba viviendo), para visitar su colegio y compartir lo que había aprendido viviendo en una guerra. Zlata animó a los estudiantes en sus esfuerzos para luchar contra prejuicios raciales y estereotipos en sus propias vidas y se convirtió en su amiga y modelo.

Inspirados por sus lecturas y viajes de campo, los estudiantes de Gruwell empezaron a mantener diarios en los cuales escribían sobre sus experiencias y batallas diarias. Para algunos de ellos, la clase de Gruwell era el único lugar donde cualquiera quería escuchar sus historias. Para otros, éste era el único lugar seguro para compartirlos.

La clase de Gruwell se convirtió como en una familia. Ellos hicieron un «honor por el cambio» por una vida llena de alteraciones cuando todos acordaron en darse una oportunidad para empezar una vida de nuevo.

Inspirados por las historias quienes lucharon por la segregación y el prejuicio, ellos se llamaron a sí mismos «Los Escritores de la Libertad». Entre 1994 y 1998, los Freedom Writers lograron una gran cobertura de los medios, incluyendo apariciones en programas estelares de televisión en directo, como The View y Good Morning America.

Los jóvenes se graduaron de la escuela y fueron a escuelas superiores gracias a la Fundación de la Educación para la Tolerancia, una organización que Erin Gruwell ayudó a establecer para ayudar a pagar por su instrucción. Su éxito continúa creciendo y mientras, viajan por el país, visitando prisioneros y reformatorios, convertidos en embajadores de la paz y la tolerancia.

Erin Gruwell compitió para el Congreso (Distrito 38) en 2000 y, mientras da clases en la universidad de California, ha escrito una autobiografía sobre sus experiencias, publicada al mismo tiempo que la entrega de la película, está desarrollando un currículum de materiales para que otros profesores puedan ayudar a sus estudiantes a seguir el camino de “Escritores de la libertad”.


4.4. Escribir para cambiar de conducta

Erin Gruwell hizo llegar a los estudiantes periódicos, para que los tomaran como ejemplo y escribieran sobre noticias pasadas, presentes o futuras, sobre buenos tiempos, o malos. Cuando leía lo que los alumnos habían escrito se quedaba maravillada, por la calidad y el fondo de los artículos.

Les dio unos cuadernos para que se expresaran como quisieran, por medio de dibujos, poemas o un diario escrito. Los resultados fueron asombrosos: por primera vez aquellos chicos y chicas comprendieron el lugar que ocupaban en el mundo y vieron que había alguien dispuesto a escuchar lo que tenían que decir, se sintieron unidos por algo y, si antes no se soportaban entre sí, comenzaron a considerarse como una gran familia que les proporcionaba identidad y orgullo, y empezaron a llamarse a sí mismos «Los Escritores de la Libertad». Los estudiantes se convirtieron en escritores por la libertad. Por eso Erin decidió publicar un libro con la recopilación de los artículos, The Freedom Writers Diary, que fue editado en 1999.  Fue toda esta fuerza la que impresionó al director, y que la profesora no pretendía


 4.5.  El valor pedagógico de “The Freedom Writers

A diferencia de otros métodos pedagógicos, Gruwell no crea materiales o manuales que enseñen al maestro a ser sincero, sensible o desprendido. Apenas aporta algunos consejos. “Escritores de la Libertad” es el testimonio de un momento único, de un salón que fue laboratorio, donde profesor y alumnos aportaron accidentalmente los ingredientes de un experimento importantísimo, y no pudieron conservar la fórmula exacta.

Con el tiempo, las historias de los Escritores de la Libertad llamaron la atención de los medios de comunicación. Empezaron a viajar alrededor del país, presentando sus ideas sobre la educación al Secretario de Educación en Washington, D.C., aceptando premios y concertando entrevistas en diarios y televisión. Incluso, testificaron ante el Congreso, donde recibieron ovaciones de pie.

Erin Gruwell dice: «Mis estudiantes desean ser un catalizador para el cambio. Ellos dicen ‘Yo vengo de donde tú vienes y lo logré... porque aprendí a leer, aprendí a escribir y aprendí a retar a la autoridad. Aprendí de gente como Thoreau y Emerson a como ser independiente. Si eres independiente, tú lo puedes hacer.’ Esa es una de las virtudes que mis hijos tratan de darle a la gente, que ellos también lo pueden hacer.»

Cuando fue preguntada Erin Gruwell sobre cuáles eran sus héroes, ella respondió: “¡Eso es fácil!” Miep Gies, quien salvó a Ana Frank, todos los Escritores de la Libertad originales, porque ellos eran esencialmente adolescentes quienes tuvieron la voluntad de poner sus vidas en la línea para todos nosotros, el adolescente que se paró delante del tanque en la plaza de Tianamen, Ana Frank, obviamente, y Zlata Filipovic... y pienso que cualquiera con la voluntad de pelear una buena lucha por las razones correctas».

Gruwell enseña ahora en la Universidad del Estado de California, Long Beach y está desarrollando un currículum de materiales para que otros profesores puedan ayudar a sus estudiantes a seguir el camino de Los Escritores de la Libertad. Está escribiendo un segundo libro, ayudando a terminar un documental sobre Los Escritores de la Libertad y realizando consultas sobre una película sobresaliente acerca de ella y los héroes de sus estudiantes. Su historia muestra cómo las acciones de una persona contra la violencia, pueden hacer rodar una pelota de nieve que se convierta en un movimiento para la tolerancia y la paz. 


4.6. Diálogos de la película “Diarios de la calle”

EVA. Usted no sabe nada, no sabe el dolor que sentimos, no sabe lo que tenemos que hacer. No tiene ningún respeto por cómo vivimos. Nos tiene aquí aprendiendo esta mierda de gramática y luego tenemos que volver ahí fuera, ¿qué me dice de eso? ¿Qué hace usted que suponga un puto cambio en mi vida?

ERIN GRUWELL. No te sientes respetada. ¿Es eso lo que dices Eva? Y puede ser, pero para que te respeten tienes que respetar.

EVA. Eso es mentira.

ERIN GRUWELL. ¿Qué?

EVA. ¿Por qué voy a respetarla? ¿Porque es una profesora? No la conozco. ¿Cómo sé que no es usted una mentirosa? ¿Cómo sé que no es usted una mala persona? No pienso respetarla sólo porque sea una profesora. Los blancos siempre quieren que les respeten como si se lo merecieran gratis.

ERIN GRUWELL. Yo soy profesora, no importa de qué color sea.

EVA. Todo lo que importa es el color porque hay gente que decide lo que te mereces, gente que quiere lo que no se merece. Porque los blancos se creen que mandan en el mundo pase lo que pase y yo odio a los blancos.

ERIN GRUWELL. ¿Me odias?

EVA. Sí.

ERIN GRUWELL. ¿Pero si no me conoces?

EVA. Pero sé lo que puede hacer. Vi como unos polis blancos mataban a mi amigo por la espalda por meterse la mano en el bolsillo. Vi como unos polis blancos entraban en mi casa y se llevaban a mi padre sin ningún motivo, sólo porque les daba la gana. Sólo porque pueden y pueden porque son blancos. Así que odio a los blancos que veo.

 

ERIN GRUWELL. Vamos a repasar el primer nombre de la lista: Homero, la Odisea de Homero.

ALUMNO. Yo conozco a Homer el de los Simpsons.

 

4.7. La actividad didáctica del diario, en la película


La profesora lo plantea con total libertad, casi sin estructurar, les permite contarlo en forma de relato, poema, letra de rap, etc. Gracias a ello chicos y chicas escriben, se desahogan, cuentan su vida, lo que permite a la profesora apoyarles y ayudarles en el complicado camino de la rehabilitación social, la unión entre ellos y la búsqueda de un cambio social en su entorno. Cuando llega el momento de escribir el libro que unió sus vidas y cohesionó sus expectativas, hubo que mejorar el estilo, la ortografía, el modo de presentarlo. También la profesora sufre cambios importantes en su vida, en su situación afectiva, en su compromiso con el mundo de sus alumnos, en su relación con otros profesores y con su responsabilidad hacia una didáctica activa.

 

4.8. Algunas claves para analizar la película


Observar la forma en que la profesora se introduce en el mundo cultural de sus alumnos.

¿Cómo es posible, a partir de la expresión de las propias vivencias y experiencias, cambiar sus comportamientos?

¿Cómo se logra pasar, de una actitud de confrontación entre los alumnos, a una situación de cohesión y de apoyo?

Valorar los principales aspectos de la película:

·         El modelo de integración en el sistema educativo

·         la educación como instrumento para el desarrollo personal.

·         La convivencia intercultural.

·         Sociedad multicultural y los problemas que presenta la película.

·         Cómo enfrenta la profesora la lucha frontal de identidades de sus alumnos.

·         Valorar y/o cuestionar las actitudes de los diversos personajes de la película.


5.  El milagro de Ana Sullivan. Una educadora que ayuda a superar las barreras a una joven sorda y ciega

 

 

5.1. La discapacidad como protagonista.

 

Esta película adapta la autobiografía de Hellen Keller (1880- 1960), "The story of my life'' (1903), mujer ciega y sorda, escritora y activista, pionera gracias a su trabajo hasta su muerte, en la reivindicación de los derechos de las personas discapacitadas y los medios para conseguir su inclusión social mediante el aprendizaje. En ella se narran sus primeros momentos de la infancia, y su encuentro con su maestra Anne Sullivan, que estuvo con ella hasta su fallecimiento.

William Gibson escribió una serie de TV que adaptó posteriormente al teatro y al cine. Con ese guión Arthur Penn realizó la película, una historia de superación personal, lograda con el apoyo, ayuda y experiencia de Ana Sullivan, la educadora, que propugna educar en el esfuerzo y una valoración real de él. La película se presta a un amplio debate sobre la necesidad de armonizar exigencia, comprensión y disciplina, la educación, la pedagogía activa y concreta, y las dificultades de la didáctica cuando la problemática es violenta o existe sobreprotección familiar en la educación. Se ponen de manifiesto las capacidades de la profesora, y las fuerzas que debe tener quien enseña para seguir educando a pesar de todas las dificultades, con convicción, para llegar a una liberación de la persona que debe educarse y aprender, en igualdad de oportunidades, en participación total en la sociedad, al romper las barreras de la discapacidad e integrarse plenamente en la sociedad.

 

5.2. La historia de Hellen Keller y Anne Sullivan

Hellen Keller quedó sorda y ciega a causa de una enfermedad cuando tenía 19 meses de edad y se convirtió en una persona caprichosa e intratable, lo que obligó a sus padres a buscar a una persona que la cuidara y tratara.

Llegó a desarrollarse culturalmente y ser una escritora y conferenciante pública mundialmente famosa. Hellen no se desanimaba fácilmente. Pronto comenzó a descubrir el mundo usando sus otros sentidos. Tocaba y olía todas las cosas que estaban alrededor de ella y sentía las manos de otras personas para «ver» lo que estaban haciendo e imitaba (copiaba) sus movimientos. Cuando tenía siete años de edad inventó 60 signos diferentes que le servían para comunicarse con su familia. Al no poder expresarse ni entender su frustración aumentó con la edad y su rabia iba a peor. Se convirtió en una persona salvaje, revoltosa y muy agresiva. Esta situación hizo que se viera claramente la necesidad de hacer algo. Justamente, antes de cumplir siete años, la familia contrató a una tutora privada. (Keller, 2007)

Anne Sullivan venía de un ambiente muy pobre. Había perdido la visión cuando tenía cinco años y fue abandonada en una casa de escasos recursos. Tuvo la suerte de haber encontrado un lugar donde fue bien acogida, el Colegio Perkins para Ciegos en Boston. Después de varios años, y tras dos operaciones con éxito recuperó su visión. Se graduó obteniendo el título de honor. Para el director de la escuela estaba claro que Anne Sullivan era la persona adecuada para educar a Hellen Keller.

El primer paso de Anne fue comunicarse con ella venciendo su agresividad con fuerza y paciencia. El siguiente paso fue enseñarle el alfabeto manual. Anne le ponía en contacto con los objetos y le deletreaba en la mano las palabras. Así comenzó a animarse y cada cosa que encontraba la cogía y preguntaba a Anne cómo se llamaba. Así fue preparando a su alumna con nuevas palabras e ideas que necesitaría para enseñarle a hablar. Como resultado de todo este trabajo, Hellen llego a ser más civilizada y amable, y pronto aprendió a leer y escribir en Braille. También aprendió a leer de los labios de las personas tocándoles con sus dedos y sintiendo el movimiento y las vibraciones.

Anne la ayudó en varias instituciones trabajando con otros materiales y textos, enseñándole distintas lecciones y actuando como su intérprete. Interpretaba en las manos de Hellen lo que los profesores decían en clase, y transcribía en los libros utilizando el sistema Braille. (Keller, 2012)

Hellen se graduó con título de honor de la Radcliffe College en 1904, y fue la primera persona sordociega que pudo moverse en una Universidad. Tenía un poder de concentración extraordinario, muy buena memoria y muy buenos recursos personales para mejorar. Mientras estaba en aquella escuela escribió «The story of my life'» (Keller, 1978). Este libro tuvo un rápido éxito y gracias a él ganó suficiente dinero para comprarse su propia casa. En 1904 en la exposición de San Luis habló por primera vez en público.

La ceguera era, a menudo, causada por una enfermedad, causa igualmente de que muchos vivieran en pobreza. Hellen colaboró en la creación de la Fundación Americana para los Ciegos con el objetivo de ofrecer servicios a otras personas ciegas. Llegó a ser famosa, invitada por muchos países y recibió títulos de Honor de diferentes universidades extranjeras.

En 1964, Hellen fue galardonada con la Medalla Presidencial de la Amistad, el más alto premio para personas civiles. Poco antes de su muerte, a la edad de 87 años, Hellen Keller le dice a un amigo: “En estos oscuros y silenciosos años, Dios ha estado utilizando mi vida para un propósito que no conozco, pero un día lo entenderé y entonces estaré satisfecha.”


5.3. Ficha técnica de El milagro de Ana Sullivan, The miracle worker

EE.UU. 1962. 105 min. B/N.

Director: Arthur Penn.

Montaje: Ernest Caparros.

Guión: Hellen Keller, William Gibson.

Música: Laurence Rosenthal.

Intérpretes: Anne Bancroft (Anne Sullivan), Patty Duke (Helen Keller), Andrew Prine (Jimmy Keller), Inga Swenson (Sra. Keller)

Sinopsis: Annie Sullivan llega a casa de los Keller para encargarse de una tarea casi imposible: enseñarle el mundo exterior a Hellen Keller, una niña de siete años ciega y sordomuda desde los dieciocho meses, a causa de una enfermedad.

Premios: 1962. Oscar a la Mejor Actriz (Anne Bancroft) y a la mejor actriz de reparto (Patty Duke). Fue nominada a otros tres Oscar (mejor vestuario en blanco y negro, mejor director y mejor guión adaptado).


5.4. Ana Sullivan.

5.4.1. Ana Sullivan en el film. Había sufrido ceguera parcial. Tras ser rechazada en varios centros, acudió a la familia Keller, como institutriz, para intentar educar a Hellen, un caso muy difícil pues la niña ya tenía siete años de edad y la familia, por su sobreprotección y las exigencias de mayor rigor y autoridad, entorpecían sus enseñanzas. Se la llevó durante un tiempo al pabellón de caza para separarla de su familia y ejercer con la niña la autoridad que no ejercían sus padres, a los que convenció de que eran un obstáculo para su educación.

También se dio cuenta Ana Sullivan de que la adquisición del lenguaje suponía para Hellen la posibilidad de expresar sus sentimientos ante los demás y ante sí misma, y el dejar de lado esa agresividad animal que utilizaba siempre que se sentía presionada.

En la película, por medio de flashbacks se ve a la maestra encerrada en un orfanato y como le atormenta haber abandonado a su hermano inválido para seguir sus estudios. Siempre lleva gafas oscuras, como para ocultar su remordimiento pues, aunque ha recuperado la vista, “Cualquier luz me hiere los ojos”, le dice al padre de Hellen Keller cuando éste le dice que no le gusta hablar con una mujer que se esconde detrás de unas gafas oscuras.

Ana utiliza con Hellen la autoridad, incluso la violencia, pues sabe que la persuasión no cabe en una niña que no ve ni oye. Ante la permisividad de la familia, les hace ver, tras muchos esfuerzos, que deban adquirir su responsabilidad educadora, aprender a tratar a Hellen como a un ser humano, que no significa ni compasión ni permitirle hacer todo lo que quiera."

5.4.2. Las estrategias y acciones didácticas de Ana Sullivan.

Hellen aprendió a leer cuando Ana le permitía tocar las cosas y se las deletreaba, con toques en la mano de la niña. Así le fue enseñando el alfabeto manual.

Para enseñarle a hablar, Sullivan ponía la mano de Hellen en su garganta para que pudiera sentir las vibraciones creadas al comunicarse. Y hacía que Hellen tratara de formar estas mismas vibraciones.

La agresividad de Hellen la canalizó Ana mediante lecciones de paciencia y firmeza. Creó en ella un ansia de aprender que aumentaba cada día.

De la misma forma, se ganó el afecto de la niña, tras una etapa de hostilidad, y el respeto y admiración de sus padres, muy críticos con los primeros intentos.

 

Mapa conceptual: Cuadro elaborado por el autor de la página

 

5.5. Hellen Keller

Hellen nació sorda y ciega. Al no poseer más referencias exteriores que el tacto, el gusto y el olfato, sus padres dieron su aprendizaje por perdido y le permitieron hacer lo que quería, convirtiendo a la niña en una rebelde caprichosa a la que daban todos los gustos.

Al ser separada de su familia por Ana Sullivan, no le quedó otro remedio que vincularse a ella y obedecer. Cuando fue capaz, con la ayuda de su profesora, comprender su primera palabra, su vida cambió profundamente.

 5.6.  El ámbito familiar de la familia Keller)

La familia Keller era una familia burguesa que vivía en una zona de campo. Un matrimonio con dos hijos, el mayor, James, y la pequeña, Hellen. Más tarde llega una nueva niña, recién nacida en el film.

5.6.1. El padre.

El padre de Hellen piensa que es un caso perdido y que hay que encerrarla en un manicomio. Mientras tanto, le consiente todo, no acepta en sus comienzos la forma de comportarse su institutriz, Ana Sullivan, “¡Ciega! ¡Cómo es posible esperar que una ciega llegue a enseñar a otra!”. A lo largo del film se va dando cuenta, iniciado por Ana, de que para ayudar a su hija debe volverse más severo con ella.

5.6.2. La madre. Kate Keller

La madre está en una especie de segundo plano, más optimista que su marido en cuanto a la posibilidad futura de Hellen, igual de sobreprotectora que él, busca el camino del cariño, muy triste por la situación de la niña y no desea separarse de ella, aunque tampoco sabe muy bien qué caminos tiene de tratarla como ser humano. Anna Sullivan le enseñará a Kate Keller que con compasión Hellen nunca aprenderá nada de nada.

Cuando ve los resultados, Kate desea aprender el lenguaje que Anna Sullivan quiere enseñar a su hija.

5.6.3. El hermano. James Keller

Aunque en un principio del film James se mueve por los celos hacia su hermana, que le quita protagonismo y quiere que se vaya al internado, tras una conversación con la maestra, en la que ve que su padre tampoco le hace a él ningún caso, apoya la labor educativa de Anna y le dice a su a su padre la verdad: él no es sordomudo como su hermana. En el mismo instante en el que se enfrenta a su padre desaparecen los celos hacia Hellen y desea de verdad que su hermana pueda conseguir una vida mejor que la que tiene.


5.7. Diálogos de la película “El milagro de Ana Sullivan”

ANA SULLIVAN “Todo lo que el hombre piensa, siente y sabe lo expresa con palabras, y ellas disipan las tinieblas… Y yo sé, estoy segura, de que con una palabra conseguiría poner el mundo en tus manos. Y bien sabe Dios que no me conformaré con menos.”

 

En la película se compara en innumerables ocasiones su situación con una cárcel, y las metáforas del encierro y de la liberación de ese encierro están presentes desde el comienzo, cuando Hellen se halla en su cuna y el médico que la atiende se muestra optimista ante la pronta recuperación de la niña:

KATE KELLER.- Doctor, ¿se pondrá bien mi niña?

MÉDICO.- Mañana por la mañana estará rompiendo otra vez los barrotes de la cuna.

KATE KELLER.- ¿Hay algo que podamos hacer nosotros?

CAPITÁN KELLER.- Poner barrotes más fuertes, ¿eh?

 

ANA SULLIVAN. “Ahora cuanto tengo que enseñarte cabe en una sola palabra: todo.”

 

El padre, echa en cara a Anna sus duros métodos de enseñanza le pregunta con recelo: CAPITÁN KELLER. Señorita, ¿no quiere usted a la niña?

ANA SULLIVAN. ¿Y usted?

En ese momento el capitán se queda mudo porque en realidad nunca se había hecho esa pregunta y no estaba preparado para responderla. De hecho, su principal preocupación respecto a Hellen es cómo conseguir que la niña no le moleste:

 

Cuando Hellen recorre la mesa cogiendo con la mano de todos los platos de los comensales, y Anna Sullivan no cede ante los intentos de la niña por coger también de su plato:

CAPITÁN KELLER. Déjela por esta vez, es la única manera de que podamos conversar en la mesa.

 

Al ver los progresos en la conducta de su hija manifiesta su asombro y elogia la labor de Anna como si ésta estuviera educando a un perro en vez de a un ser humano.

CAPITÁN KELLER. Estamos más que satisfechos. Le ha enseñado a hacer cosas, a ser dócil, manejable, aseada.

ANNA SULLIVAN. - ¿Aseada?

CAPITÁN KELLER. Y nosotros decimos que el aseo está cerca de la perfección.

ANA SULLIVAN. El aseo no está cerca de nada.

 

La actuación y las ideas de Ana van calando en la familia.

ANA SULLIVAN.- Sólo le he enseñado una cosa: No. No hagas esto, no hagas lo otro…

CAPITÁN KELLER.- Menos le enseñamos nosotros durante años.

 

Kate Keller.- ¿Cuándo aprenderá?

Anna Sullivan.- Quizás dentro de un millón de palabras. […]

Kate Keller.- Lo que me gustaría es aprender también esas letras, señorita.

Anna Sullivan.- Mañana empezaré a enseñárselas, así nos tocará medio millón a cada

 

ANA SULLIVAN. Señora Keller, la ceguera o la sordera no el peor mal para Hellen, es el cariño de ustedes y su compasión. Entre todos la han criado como a un perrillo faldero, pero incluso a los perros se les educa.”

 

Conversación de Ana Sullivan con James, el hermano de Hellen

ANA SULLIVAN.- Cuento con Hellen, esa cabecita se está muriendo por saber.

JAMES KELLER.- ¿Saber qué?

ANA SULLIVAN.- Lo que sea. Hasta la cosa más pequeña que Dios ha creado. Tengo que aprovechar ese afán de saber.

JAMES KELLER.- Tal vez ella le enseñe a usted.

ANA SULLIVAN.- ¿En qué sentido?

JAMES KELLER.- Que no tiene tal afán, y que existe todo eso que se llama desaliento, resignación y abandono. Tarde o temprano todos nos rendimos, ¿verdad?

ANA SULLIVAN.- Tal vez lo hagan ustedes. Así concibo yo el pecado original.

JAMES KELLER.- ¿Cómo?

ANA SULLIVAN.- Rindiéndose.

JAMES KELLER.- Usted no llegará hasta su corazón. ¿Por qué no la deja en paz y le tiene un poco de compasión por ser como es?

ANA SULLIVAN.- Si alguna vez hubiera pensado así me hubiera muerto.

JAMES KELLER.- Se morirá igual. ¿Por qué preocuparse? ¿O es que también me quiere dar lecciones a mí?

 

KATE KELLER.- Señorita Anna. Todavía no conoce usted bien a la niña. Ella…

ANA SULLIVAN.- Conozco muy bien lo que es una vulgar rabieta y una chiquilla malcriada.

CAPITÁN KELLER.- La comprendería usted mejor si pudiera sentir un poco de compasión.

ANA SULLIVAN.- ¿Compasión? ¿Por esa déspota? Todos están pendientes de sus caprichos. ¿Hay algo que ella quiera y no consiga? ¿Sabe en qué la compadezco? En que el sol no lucirá para ella en toda su vida aunque ustedes le digan lo contrario. ¿De qué le servirá su compasión cuando a usted le cubra la tierra?

KATE KELLER.- Señorita Anna, de nada sirve perder los estribos.

ANA SULLIVAN.- Sí, eso es muy cómodo. Cuesta menos tenerle compasión que enseñarle algo mejor, ¿verdad?


5.8. Algunas claves para analizar la película

¿Cómo se enfrenta Ana Sullivan a la violenta agresividad de Hellen?

Analizar los momentos violentos de Hellen y comparar cómo actúan sus padres y cómo actúa Ana Sullivan

Analizar las metáforas visuales de la película

La cárcel: los barrotes de la cuna, la oscuridad de la casa en contraposición con la luminosidad del exterior, la balaustrada de la escalera con barrotes de la casa, enredarse entre las sábanas tendidas en el exterior de la casa, los brazos de su madre que le aprieta, la imagen aprisionada en la bola del árbol de navidad, que deforma la imagen de la niña, la prisión del desconocimiento del lenguaje.

La liberación mediante el lenguaje

¿Por qué Anna lleva a Hellen al pabellón de caza, y la encierra?

¿Qué pasa cuando la saca de paseo? ¿Ejerce Anna violencia con Hellen?

Interpreta los luminosos momentos de la película en el paseo de Hellen con Anna.

¿Qué significado puede darse a la secuencia en la que Hellen toca el cascarón roto del que sale un pollito?

 


6.   Billy Elliot. La señorita Wilkinson, profesora de Billy Elliot, le anima a superar las barreras sociales

 

Mapa conceptual: Cuadro elaborado por el autor de la página

 

6.1. Destruir estereotipos

Billy Elliot es una película sobre la necesidad de ser como se quiere ser, la autoestima, afrontar dificultades y superarlas, narra un proceso de autoafirmación personal y de hacer frente a las resistencias sociales.

Sin embargo, todo esto se obtiene con el entorno adecuado, uno hostil, la huelga minera que trascurre entre 1984 a 1985 en el norte de Inglaterra, una sociedad machista, y también personas que son capaces de ayudar al cambio, una profesora, Mrs. Wilkinson, profesora de danza, frustrada profesionalmente pero con las ideas muy claras para ayudar a Billy Elliot en su camino profesional, para el que debe escapar de convenciones sociales machistas. A Mrs. Wilkinson, no le importa lo más mínimo lo que se supone que es ser masculino o femenino, sino que apoya las ganas y la búsqueda de la autenticidad de Billy, al que ayuda a descubrir su camino.

La película es un alegato contra una sociedad “masculina”, cómo se enseña a "ser hombre" cuestiona las figuras de los hombres que solamente creen en el concepto de lucha. En la película, el boxeo es un ingrediente importante y un símbolo, que se contrapone a la danza. La huelga minera que es trasfondo de todo el relato y un personaje más es un motivo para justificar la violencia y las actitudes de poder masculino.

En Billy Elliot se presenta y denuncia el rechazo social que sufren quienes no entran en las normas sociales de una sociedad preestablecida como machista, con roles definidos entre mujeres y hombres.

El apoyo de la profesora de danza, ayuda a cuestionar en el protagonista y sobre todo en su familia, la actitud social hacia la orientación sexual cuando alguien no cumple con los roles masculino o femenino, asignados culturalmente durante generaciones. Se presenta la realidad extendida socialmente de las actividades diferenciadas como femeninas y masculinas, y si un chico realiza estas funciones es considerado como femenino u homosexual.

La película pone en cuestión todo el sistema educativo, sobre cómo se enseña a "ser hombre" o “mujer”, se asigna el género y las funciones a cada sexo, y se asocian a comportamientos, actitudes y valores según se sea hombre o mujer, en una diferencia abismal que dibuja con claridad la división social entre lo masculino y lo femenino.

En este ambiente, en el contexto real de la huelga minera, se cuenta la enternecedora historia de un niño que habrá de luchar contra los estereotipos y los prejuicios de un pueblo de mente cerrada, bajo el símbolo de unas zapatillas de ballet que le pone en contra de todos sus vecinos, y a veces de sí mismo, por no querer ser boxeador, sino dedicarse al baile.

No podía ser más duro el ambiente para un niño que, en vez de boxear, quiere bailar. La historia está contada con sensibilidad, estilo musical, con momentos memorables como la rabieta bailada de Billy Elliot por las calles hasta que se topa con un muro.

Billy Elliot remite al triunfo de la perseverancia y la dedicación de una manera verosímil, con personajes humanos, no arquetípicos. Su familia está presentada con sobriedad, en el ambiente de hostilidad y dureza laboral y social en el que se desarrolla la trama.

El joven Billy, con perseverancia vence la presión social de su entorno a la hora de realizarse, lo mismo que hará su amigo Michael, homosexual, y la familia de Billy, que de la dureza machista pasan al afecto familiar, a la comprensión y al cambio de actitud. En todo este cambio, tiene mucho que ver la profesora de danza, Georgia Wilkinson.


6.2. Ficha técnica de Billy Elliot

Billy Elliot. Quiero bailar. Billy Elliot

Reino Unido. 2000. 110 min.

Dirección: Stephen Daldry.

Guión: Lee Hall.

Producción: Greg Berman y Jonathan Finn.

Música: Stephen Warbeck.

Fotografía: Brian Tufano.

Intérpretes: Julie Walters (Sra. Wilkinson, profesora de danza), Jamie Bell (Billy Elliot), Jamie Draven (Tony Elliot), Gary Lewis (padre, Jackie Elliot), Jean Heywood (abuela), Stuart Wells (Michael), Mike Elliot (George Watson), Janine Birkett (madre de Elliot), Nicola Blackwell (Debbie Wilkinson).

Premios: Además de otros premios en festivales de cine de todo el mundo, el de Mejor película en el Festival de Cine Independiente Británico y Mejor película en los Premios BAFTA (Cine de la Academia Británica). Recibió además tres nominaciones a los Oscar: mejor director, mejor actriz secundaria (Julie Walters), y mejor guión original. Varias nominaciones a los Globo de Oro.

La película se convirtió en novela después, gracias a la adaptación de Melvin Burgess y en 2005 se convirtió en un musical con música de Elton John y textos de Lee Hall.

Sinopsis

El niño de once años Billy Elliot vive una vida complicada en Durham. La vida de Billy consiste en cuidar de su abuela, y visitar la tumba de su madre, con la que tenía una relación especial. En 1984, durante una huelga de mineros en el condado de Durham, los enfrentamientos entre piquetes y policía están a la orden del día. Entre los que protestan con más vehemencia se encuentran el hermano (Tony) y el padre (Jackie), de Billy. Jackie apunta a su hijo a clases de boxeo, tal y como es tradición con los hijos de los mineros. En el mismo gimnasio, se dan también clases de ballet, que resulta a Billy más llamativo que el boxeo, que no le gusta.

Un día George, el entrenador, le deja castigado boxeando contra un saco de arena, dándole las llaves del local para que se las entregue a la profesora de ballet, Sra. Wilkinson, si es Billy el primero en irse. Al son de la música, también parecerá que baila con el saco y está atento a las clases de baile que se imparten en el mismo local. Con el pretexto de dar las llaves a la profesora se acerca a las niñas e intenta seguir sus pasos de baile.

La hija de la profesora le invita a bailar, y Billy se interesa por esa actividad. La curiosidad de Billy por el ballet no pasa desapercibida a la profesora Georgia Wilkinson que le anima a participar de la clase y le deja unas zapatillas de ballet al ver en entusiasmo e interés del niño.

Billy utiliza el dinero que le da su padre para las clases de boxeo para asistir a clases de ballet, y comienza a practicar a todas horas. Cuando el entrenador de boxeo cuenta al padre del niño que ha dejado de asistir a las clases. Jackie se dirige al gimnasio para descubrir a Billy practicando ballet con las chicas y le prohíbe seguir con el ballet, una disciplina tan poco viril.

Billy intenta, sin lograrlo, convencer a su padre.

La profesora, Georgia Wilkinson, que ha visto en el muchacho un talento innato para el ballet, se ofrece a darle clases gratuitas para que se prepare para las audiciones que realizará en la ciudad la Royal Ballet School de Londres. Para preparar una coreografía, Wilkinson pide al niño que le entregue cosas de valor personal, que puedan servir de inspiración. Billy le enseña una carta de su madre, en la que le anima a no dejar de ser como es. Las clases continúan, cada vez con mayor intensidad y exigencia por parte de la profesora, que va tomando más afecto por el niño y le ayuda a desahogar la rabia que bloquea su potencial.

El mismo día de la prueba de ballet, la policía arresta al hermano de Billy por causar daños al caballo de un policía durante la huelga, en la que se dan cada día mayores actos de agresividad. Billy no puede ir a la audición, ya que tiene que asistir al juicio contra su hermano, lo que hace que la profesora se presente en la casa de los Elliot y recrimina a la familia. El hermano de Billy se enfrenta con la profesora afirmando con dureza que su hermano no hará el ridículo como bailarín. Billy solamente encuentra apoyo en la hija de la profesora, y en su amigo Michael, homosexual, al que también debe deja claro que él no lo es.

En el invierno, la huelga continúa, el frío se agudiza y el padre de Billy hace leña para la estufa con el piano de la madre de Billy, una mujer entusiasmada con la música.

Una noche de invierno, Billy y su amigo Michael, son sorprendidos por el padre de Billy, balando en el gimnasio. Billy demuestra a su padre que puede bailar y éste, cambia de actitud y acude a preguntar a la profesora cuánto costaría la preparación de su hijo para realizar la prueba en Londres. Georgia Wilkinson, le dará las clases gratuitamente pero el padre debe ayudarle.

El pueblo entero hace una colecta para que Billy pueda ir a Londres, adonde va acompañado por su padre. En la Escuela de Ballet Real de Londres, el comité de evaluación que le hace la prueba, queda impresionado cuando el niño expresa sus sentimientos con el baile. Una carta anuncia que Billy ha sido aceptado en la escuela y es seleccionado para formar parte del Royal Ballet.

Catorce años más tarde, Jackie y Tony Elliot acuden al estreno de “El Lago de los Cines”, donde Billy, es el bailarín estrella.


6.3. Diálogos de la película “Billy Elliot”

GEORGIA WILKINSON: “¿Qué es eso?”

BILLY ELLIOT: “Una carta.”

GEORGIA WILKINSON: “Ya veo que es una carta.”

BILLY ELLIOT: “Es de mi madre. La escribió para cuando tuviera dieciocho años, pero ya la he leído. Tenga.”

GEORGIA WILKINSON: “A mi hijo Billy. Querido Billy, ahora te pareceré un recuerdo lejano, lo cual creo que es buena señal. Habrá pasado mucho tiempo, y yo no te habré visto crecer, ni llorar…”

BILLY ELLIOT: “… ni reír, ni gritar. Y no habré podido regañarte, pero por favor, debes saber que he estado a tu lado…”

GEORGIA WILKINSON: “…contigo en todo momento…”

BILLY ELLIOT: “… contigo en todo momento, y que siempre lo estaré. Estoy orgullosa de haberte conocido, orgullosa de que hayas sido mío, no dejes de ser tu mismo, siempre te querré…”

GEORGIA WILKINSON: “… Mamá. Tu madre debió de ser una mujer muy especial.”

BILLY ELLIOT: “No, solo era mi madre.”

PROFESORA: “Una última pregunta Billy. ¿Puedes explicarnos que sentimientos experimentas cuando bailas?”

BILLY ELLIOT: “No sé. Me siento muy bien. Al principio estoy agarrotado, pero cuando empiezo a moverme lo olvido todo, y es como si desapareciera, como si desapareciera, y todo mi cuerpo cambiara, como si tuviera fuego dentro. Y me veo volando, como un pájaro. Siento como electricidad, sí, como electricidad.”

 

PROFESOR DE BOXEO: (recriminando a Billy): “Esto es un combate de hombre a hombre, no una exhibición de danza”.

 

Ante el tribunal que le examina para su ingreso en el Royal Ballet School de Londres, una de las maestras pregunta a Billy Elliot

EXAMINADORA: Billy ¿Qué sientes cuando bailas?

BILLY ELLIOT. (Tartamudeando y casi sin saber que responder). “No sé… Me siento muy bien. Al principio estoy agarrotado, pero cuando empiezo a moverme lo olvido todo. Y… es como si desapareciera, y todo mi cuerpo cambiara. Como si tengo fuego dentro de mí y me veo volando, como un pájaro. Siento como electricidad. Sí, como electricidad.”

 

 

Mapa conceptual: Cuadro elaborado por el autor de la página

 


 

6.4. Los personajes


6.4.1. Billy Elliot

Billy es un niño normal en un mudo socialmente convulso. Vive en una familia de mineros en una terrible huelga, su madre, una mujer de una gran sensibilidad musical, había fallecido y él cuida de su abuela, una bailarina frustrada, con Alzheimer.

Le gusta la danza (actividad que en la localidad solamente la practican niñas), cuando su padre lo tiene dando clases de boxeo.

Se encuentra en plena adolescencia, en una sociedad donde lo varonil tiene valor supremo, es rebelde con su situación y lo demuestra con la danza, apoyado por su profesora. Billy titubea entre su deseo de seguir el camino de la danza y la restrictiva incipiente vocación con la que experimenta una sensación real de libertad y las constrictivas formas de su entorno.

Su rebeldía la expresa por medio de la danza, la desobediencia a su padre, utilizar el dinero de boxeo para sus clases de baile, bailar a escondidas…

Se rebela ante su padre explicando que el baile no solamente es de niñas: "¡no todos son maricas, también hay atletas fuertes!".

Cuando le dice a su padre que el baile no tiene nada de malo, su padre le contesta: "Nada para las niñas ¡pero no los niños! Para los niños fútbol, boxeo o lucha."

Un día, con la ayuda de su profesora, y más tarde de su familia y del entorno minero, encuentra la fortaleza para afrontar el conflicto que ello supone para la familia y su comunidad

6.4.2. La profesora de danza. Georgia Wilkinson

Georgia Wilkinson es una mujer dura, pero la única persona que, en un principio, apoya la decisión de Billy de dedicarse a la danza y en presentarse en la escuela del Royal Ballet. Lo acepta de buen grado, como uno más del grupo, en su escuela de danza, le da unas zapatillas de ballet y le desafía. Así comienza Billy a bailar. Al terminar la clase, ella le pedirá 50 peniques, a lo que él alegará que no tiene dinero, pues se lo gasta en ir a clases de boxeo.

Georgia va a casa de Billy cuando el niño pierde su primera audición la Royal Ballet School de Londres, debido a la detención de su hermano durante unos altercados entre la policía y los mineros en huelga. Allí se implica con fuerza en el problema y se enfrenta a la familia.

Georgia Wilkinson, que no logró realizar su sueño de ser bailarina, en plena madurez ayuda a Billy, desde la sombra, a lograr lo que le ha sido negado a ella.

6.4.3. Jackie Elliot, padre de Billy

Jackie es un hombre agobiado por unas duras circunstancias, ha perdido a su mujer y está en huelga para conseguir mejores condiciones laborales en las minas, por lo que no puede llevar dinero a la familia (sus dos hijos y la abuela). Cuando se da cuenta de que su hijo prefiere la danza al boxeo, sus esquemas masculinos sufren un duro golpe, agravado por lo que piensen sus compañeros, pero sale del gimnasio y, sin detenerse un momento hasta llegar a la casa de la Sra. Wilkinson y le pregunta: “¿Cuánto puede costar?”.

Sin embargo, es un buen padre, que reacciona a tiempo, abandonando el orgullo machista que le ha impedido ejercer como padre y convencido de que su hijo tiene que seguir un camino personal, hace lo necesario para ayudarle, incluso dejando la huelga para tener un poco más de dinero y quedando ante sus compañeros como un esquirol: uno de los momentos más intensos de la película es cuando Jackie traspasa el cordón formado por los piquetes y se enfrenta a su hijo mayor, lo convence y, ambos bajan en el ascensor a las profundidades de la mina tras abandonar la huelga.

Los mismos compañeros y el pueblo se dan cuenta de la necesidad de ayudar al niño y hacen una colecta y recaudan fondos para que Billy pueda ir a Londres a una audición para el Royal Ballet School.

6.4.4. Michael, el amigo homosexual de Billy

Michael es un amigo de la edad de Billy, en quien encuentra apoyo. Sin embargo, Billy, en un ejemplo de sus propias contradicciones, le deja claro que él no es homosexual. “que me guste el baile no significa que sea marica”, le dice en un momento de la película. Acompaña a Billy al gimnasio, y éste le deja que se ponga el tutú y le enseña pasos de danza.

Es muy significativa y emotiva la despedida de los dos amigos cuando Billy deja el pueblo para ir a Londres a su examen. En el momento final de la película, Michel, ya mayor, acude al triunfo de Billy en el ballet.

6.4.5. Abuela

La abuela de Billy ha perdido la memoria, aunque constantemente recuerda con ternura que fue bailarina. Es el referente más cercano de Billy de la mujer y de la danza, junto a los intensos recuerdos de su madre.

6.4.6. La madre fallecida

La figura de la madre ausente está toda la película en el recuerdo de Billy, en el piano en el que ella tocaba que al final es convertido en leña por el padre para aliviar los fríos del invierno, y las visitas a la tumba junto con la abuela.

Es muy importante la carta que deja escrita a Billy, que lee también la profesora y en la que le deja un importante mensaje: “No dejes de ser tú mismo, siempre te querré”.

6.4.7. La danza

La danza es al mismo tiempo protagonista del film, expresión del lenguaje cinematográfico e instrumento de liberación de Billy de una sociedad que le oprime.

Hay varias secuencias, sin embargo que reflejan la importancia de la danza para trasmitir sentimientos. Una es el desahogo de la rabia contenida de Billy al zapatera por las calles del pueblo tras una discusión con su profesora, ante un muro que no puede cruzar y la mirada de su amigo Michael y de su hermano Tony. Otra es el baile que, el gimnasio Billy realiza con su balón de entrenamiento de boxeo, entre deporte violento y danza, siguiendo los ritmos que se oyen de la escuela de la profesora.

Otro momento impactante es el que se ve cuando su padre descubre, la noche de navidad, a su hijo bailando en el gimnasio, donde Billy le demuestra mediante el baile su rebeldía ante unas normas sociales que le impiden su camino.

6.4.8. La huelga minera

La huelga minera de 1984 a 1985 en Inglaterra es también trasfondo, contexto social y protagonista de la película. Fue importante en la historia reciente del país, cuando las minas de carbón eran propiedad del estado. En ese momento el gobierno británico era dirigido por Margaret Thatcher, conservadora, con la intención de vender las empresas paraestatales, fragmentar los sindicatos, cerrar varias de las minas y despedir a cientos de miles de mineros. Aunque la huelga fue impuesta por los sindicatos y escasamente querida por los mineros, acudieron masivamente a ella, a pesar de que el gobierno movilizó agresivamente a la policía contra los huelguistas. La huelga duró un año y, en los años siguientes a la huelga, la mayor parte de las minas fueron cerradas y comunidades enteras fueron devastadas. El movimiento sindical inglés nunca se recuperó y los efectos de aquellos sucesos.


 6.5. Algunas claves para analizar la película

Analizar a los protagonistas de la película. Billy Elliot, su padre, su hermano, la profesora...

Realizar un diálogo sobre las dificultades que tiene Billy Elliot para dedicarse a lo que desea. Exponer las razones de Billy, los argumentos de la familia, los de la profesora.

Analizar el contexto social en el que se mueve la película.

Explicar cómo logra Billy Elliot lo que desea

Analizar la importancia de la educación en la formación profesional

Citar casos que se conozcan parecidos y analizarlos.

¿Qué es lo que en el entorno en que vivimos es considerado masculino y femenino? ¿Cómo pueden superarse las contradicciones?

Expresar el cambio que se va produciendo en los diversos personajes.

¿Por qué en la película se asocian o contraponen el ballet y el boxeo?

En el mundo en que te mueves ¿cómo se ve que un chico se dedique al ballet?

¿Cuáles son los argumentos, actitudes y procedimientos de la profesora para ayudar al niño a seguir su camino?

¿Cómo se explica el cambio de actitud de los diferentes personajes, el padre, el hermano, el entorno social?


7. Educando a Rita. Educating Rita. La educación mutua: una alumna adulta influye en el cambio de un profesor y viceversa

7.1.  Intercambio educador.

Aunque el capítulo de este libro intenta ayudar a descubrir el papel que muchas mujeres profesoras han tenido en la educación y valorar este hecho, aquí es una alumna la que ayuda a descubrir la vida a un profesor, al mismo tiempo que ella aprende, a encontrar su propio camino.

Basada en una obra de teatro escrita por Willy Russell en 1979. Es la historia de una mujer, Susan White, de clase trabajadora que busca su independencia a través de la educación. La vida no es fácil para ella y se inscribe en un programa de la universidad para mayores. Allí conoce al profesor Frank Bryant, de la universidad abierta (Open University) que le ha tocado como tutor, un gran poeta en su juventud, desengañado de la vida, al que su esposa engaña y que le ha dejado lleno de inseguridades. Rita tiene un total entusiasmo por sus estudios e intenta dejara tras toda su vida y convertirse en otra persona, ya ha cambiado su nombre por el de Rita, debido a la escritora Rita Mae Brown.

Rita va cambiando, paulatinamente da un giro a su vida, se separa a su marido y deja su trabajo y su entorno de barrio, uniéndose más a estudiantes y profesores.

Su contacto con el tutor le va haciendo ver el gran vacío de su vida, ya que está perdiendo su esencia y se está convirtiendo en lo que la alta sociedad quiere que sea.

Frank, al darse cuenta de esto le advierte que la educación no puede remplazar su personalidad. Al mismo tiempo Rita hace ver a Frank sus carencias, la importancia de que vuelva a la poesía, deje la bebida, y le aporta una visión del mundo más fresca y comprometida, en una sociedad en la que lo que importa es tener capacidad de elegir lo que cada uno quiere ser.

La película entera es un canto a la libertad en la educación y un recorrido por la dependencia que cada uno de los protagonistas tiene de sus criterios y experiencias. En los últimos momentos de la película se nos permite adivinar que tanto la alumna como el profesor se han ayudado a cambiar mutuamente y se han liberado. 


7.2. Ficha técnica de Educando a Rita. Educating Rita

Reino Unido. 1983. 115 min. Color.

Director: Lewis Gilbert.

Montaje: Frank Watts.

Guión: Willy Russell.

Música: David Hentschel.

Intérpretes: Julie Walters (Susan/Rita White), Michael Caine (Dr. Frank Bryant), Michael Williams (Brian, profesor de la Universidad y amante de Julia), Maureen Lipman (Trish), Jeanne Crowley (Julia, esposa de Frank), Malcolm Douglas (Denny).

Sinopsis: Susan, una joven casada, peluquera, agobiada por las presiones de su marido para que tengan hijos, se apunta a la Universidad Abierta, para aprender, sentirse mejor consigo misma y cambiar de vida. El profesor de la universidad abierta (Open University) a la que asiste, Frank Bryant, le enseña a conocerse a sí misma y a tomar sus propias decisiones libremente. Frank admira su libertad y espontaneidad y la enseña a valorarse a sí misma por lo que es y no solamente por lo que puede aprender. A medida que Rita va aprendiendo, la relación con su marido se hace cada vez más distante. El profesor tiene a su vez problemas con la bebida y de identidad personal y profesional. Rita le ayudará a su vez a encontrar su camino.

Premios: Candidata en 1983 a Oscar al mejor actor, Michael Caine, mejor actriz, Julie Walters, mejor guion adaptado, Willy Russell. Premio BAFTA a la mejor película, mejor actor y mejor actriz. Globos de Oro al mejor actor y mejor actriz.


7.3. Personajes de la película

7.3.1. Rita

Rita, peluquera mal hablada, ingenua, fumadora compulsiva, que se acerca a la treintena sin tener conciencia de ser ella misma, sino vivir en un mundo y una cultura aportados por su esposo y el entorno familiar de éste. Toma pastillas anticonceptivas a escondidas de su marido. Está decidida a cambiar de vida pero primero debe hacerlo por dentro.

En su camino hacia el aprendizaje se encuentra con Frank, del que cree depender en lo académico pero al que da lecciones de vida, critica sus comportamientos cuando va descubriendo que ella adquiere también por su cuenta conocimientos y destrezas universitarias.

Rita descubre las posibilidades del mundo universitario, de la literatura y de la cultura, lo que la lleva al divorcio, a escapar de su trabajo y ambiente, y a compartir piso y recorrido, con Trish, amante de la música de Mahler con vocación suicida. Finalmente, cumple su objetivo al hacer con nota su examen universitario al mismo tiempo que ayuda a liberar a Frank del alcohol y de su cinismo y descubre que ella misma puede decidir sobre su vida.

7.3.2. Frank

Frank Bryant es un profesor mayor, alcoholizado, cínico, medio hippie, con su botella de whisky escondida entre los libros. No le interesan sus alumnos ni lo que les enseña. Su vida cambia cuando es asignado como tutor de Rita, con la que establece una relación imposible, de profesor a alumna que hace su voluntad, audaz, libre, que piensa que la mejor forma de resolver las dificultades de la puesta en escena de Peer Gynt de Ibsen sería radiándola.

Su vida sentimental con su segunda esposa, que le engaña con otro de los profesores tampoco es satisfactoria, y se refugia en la frescura y libertad de Rita que le divierte y le anima.

Frank, al mismo tiempo que Rita resurge, se va hundiendo en el alcohol, y será desterrado a dar clases en Australia. Su última conversación con Rita y su despedida en el aeropuerto son reflejo de lo que ha aprendido de su alumna.

7.3.3. Denny, esposo de Rita

Es un trabajador, que vive en el entono social más bajo, marido leal, que no puede dejar los sábados de pub y pintas de cerveza, pero que es celoso de su matrimonio, y quiere a toda costa tener un hijo. Es receloso con los estudios de Susan y, cuando se entera de que está tomando anticonceptivos para tener todo su tiempo libre en la dedicación al estudio, quema los libros. Acaba en separación y encontrando una mujer sumisa dispuesta a entrar en su ambiente.


7.4. Diálogos de la película “Educando a Rita”

Cuando ha pasado algo más de una hora del film, Rita ha entrado en el engranaje de su propia formación, se siente universitaria, ha estado en cursos de verano, se ha separado de su marido, ha dejado el barrio y su trabajo en la peluquería y mudado a la casa de Trish, una snob, a la que Rita admira e imita. Rita va a contarle sus avances al profesor Frank, vestida de Hippie e imitando a su amiga Trish. Rita está muy segura de sí misma, pero ha dejado de ser ella. Entra en el despacho de Frank.

RITA. (Con voz engolada y falsa) Hola, Frank

FRANK. Hola Rita, llegas tarde

RITA. Ya Frank lo siento “monstruosamente” pero, Frank, a que “fenecería” uno sin más…

FRANK. Francamente, no, pero… ¿por qué me estás hablando así?

RITA. Porque he decidido hablar como es debido. Como dice Trish, hablar de buena literatura con una voz fea no tiene sentido.

FRANK. Pero tú no tienes la voz fea, no la tenías al menos. ¿Por qué no eres tú misma Rita?

RITA. (Cambiando a su modo de hablar habitual) ¡Bah!, estoy siendo yo misma

FRANK. ¿Quién rayos es Trish, además?

RITA. Trish, la del anuncio

FRANK. Ah, ¿es buena compañera?

RITA. Frank, es fantástica con una clase bárbara y tiene gusto, ya sabes, igual que tú. El piso esta puesto “supersencillo” sólo hay libros y plantas por todas partes. Lo estoy pasando “fenomenal”. No sabes, me siento joven

FRANK. Rita, 27 años no es ser vieja

RITA. Ya lo sé pero, de veras, me siento joven, ahora puedo ser joven, como esos de ahí fuera (se refiere a los universitarios)

 FRANK. Quiero que me hagas un trabajo sobre Blake. Ya sé que eres una especialista en Blake, pero todavía no me has honrado con tus conocimientos sobre el tema.

(Al sacar Frank un libro de la estantería, Rita ve una botella de whisky escondida tras los libros)

RITA. Le sigues dando a la botella

FRANK. ¿Alguna vez lo he negado?

RITA. No pero…

FRANK. Pero ¿qué?

RITA. ¿Por qué lo haces, teniendo tanto a tu favor?

FRANK. Porque tengo tanto a mi favor es por lo que lo hago. La vida es un torbellino tan rico y frenético que tengo que beber para andar delicadamente por ella

RITA. Te vas a matar, Frank

FRANK. Rita, creí que no estabas interesada en reformarme.

RITA. No lo estoy, es que…

FRANK. Es que ¿qué?

RITA. Bueno, creí que te estabas reformando tu solo.

FRANK. Bajo tu influencia. Mira, Rita si hago una promesa, si me arrepiento y reformo… ¿qué voy a hacer cuando no tenga tu influencia cerca? No, tu marcha es tan inevitable como…

RITA. Macbeth

FRANK. Como la tragedia, si, pero no va a ser una tragedia, porque me alegraré de que te vayas

RITA. Hombre, muchas gracias. ¿Lo dices en serio?

FRANK. ¿Que me alegraré de tu marcha? Claro que sí, no me gustaría que pasaras el resto de tu vida en un cuarto como éste

RITA. Cuando quieres puedes ser bastante petardo ¿eh? Yo estaba tan contenta cuando vine aquí y ahora parezco una pescadilla en una funeraria…

 

 

Poema de Blake que se recita en la película

Frank Bryant/Michael Caine da a leer a Rita/Julie Walters un poema de Blake y descubre sorprendido que ella ya lo conoce:

¡Oh rosa, enferma estás!

gusano invisible que vuela en la noche

en la aullante tormenta encontraste

el reposo de gozo granate

Y su oscuro secreto, amor,

tu vida destruye

 

Mapa conceptual: Cuadro elaborado por el autor de la página

 

7.5. El aprendizaje interactivo

Todos aprendemos de todos. Un axioma repetido con frecuencia en la nueva pedagogía, se puede analizar en esta película. Los cambios que se producen en los alumnos ya los analizaba la educación tradicional. Los cambios que se producen en los profesores, cada vez se van valorando más.

Educando a Rita explora temas como las estrategias de inclusión de las instituciones educativas, la educación permanente, la educación abierta, la educación a distancia, el aprendizaje de los adultos, el apoyo o la falta de apoyo de los familiares y amigos hacia el adulto que aprende, el peso de los antecedentes educativos, las expectativas y prejuicios del docente respecto del rendimiento académico de los estudiantes, la disposición hacia el aprendizaje, las transformaciones personales basadas en aprendizajes, los criterios para la evaluación de los desempeños de los estudiantes, el valor de la socialización en las instituciones de nivel superior, las tutorías.

Autodescubrimiento. El afiche de la película permite apreciar la idea del tutor como sostén y como guía para el crecimiento. Se dice de Educando a Rita que es que es un viaje hacia el autodescubrimiento, un cuento de hadas con final abierto, un documental social.

Open University. La historia de Rita se sitúa en la Open University, una institución pionera que comenzó a funcionar en abril de 1969, que tuvo sus primeros desarrollos en actividades de extensión universitaria cubriendo actualización profesional, temas sociales y comunitarios y temas de interés personal y que posteriormente expandió sus programas de grado y más tarde de postgrado universitario. Fue creada en función de la creencia de que las tecnologías de la información y la comunicación podían promover aprendizajes de alto nivel de calidad a personas que no hubieran tenido la oportunidad de asistir a universidades convencionales y dar de este modo una solución al problema de la exclusión. A partir de la década del ´70, muchas instituciones y programas de nivel superior de todo el mundo siguieron sus pasos y adoptaron o adaptaron su modelo con éxito.

 

7.6.  Algunas claves para analizar la película

7.6.1. Rita/Susan (Julie Walters)

Su entorno familiar. Marido. Padres. Boda de su hermana. Reuniones en el pub. Aspiraciones familiares. Machismo.

Su ansia de aprender. Sus deseos de cambio. Cambios de humor. Vida con su marido. Peluquería. En el restaurante. Con su compañera de piso. En la universidad.

¿Qué cambios se producen a lo largo de la película en su comportamiento y en la percepción de su aprendizaje?

Recordar personas o situaciones con alguna similitud a las de Rita o su familia.

7.6.2. Frank Bryant (Michael Caine)

Su entorno universitario. Esposa. Claustro. Rector. Otros.

Su desilusión por la enseñanza y la poesía. Su alcoholismo. Sus relaciones con los alumnos universitarios. Su comportamiento en la universidad.

Su relación con Rita. Como profesor. Como persona.

¿Qué cambios se producen a lo largo de la película en su comportamiento?

7.6.3. Las relaciones entre ellos

¿Qué les hace cambiar mutuamente?

¿Qué aprende Frank de Rita?

¿Qué aprende Rita de Frank?

7.6.4. Interpretar el final en el aeropuerto

Las relaciones profesor-alumno en tu entorno

¿En qué se diferencian de las de la película?

¿En qué se parecen? 


8. El trigo esta verde. Una profesora, con tenacidad, inicia en los estudios a mineros condenados al analfabetismo

 

 

8.1. El contexto.

El director George Cukor y la actriz Katharine Hepburn, colaboraron en diez ocasiones. Esta es la última de ellas, en la que la actriz representa a una profesora de ideas avanzadas en un mundo hostil. Hay una primera versión de esta película, dirigida por Irving Rapper en 1945, protagonizada por Bette Davis.

Es una de las primeras veces que una profesora representa un papel renovador y rebelde con las costumbres de la sociedad de su tiempo. La película se basa en una novela semi-biográfica de Emlyn Williams, actor y dramaturgo galés, “The corn is green” (literalmente, el maíz está verde, en 1938, traducida en España con el título, “Adiós, señorita Ruth”. (Williams, 1972). Estaba inspirada en la propia vida del escritor y en la noticia de un minero de gales de principios del siglo XX que llegó a estudiar en Oxford.

Katharine Hepburn asumió aceptar, con 72 años de edad, el papel de Miss Moffat, una maestra que lucha en plena zona minera para que los niños se escolaricen, en vez de trabajar en las minas y crea una escuela con ese fin.

El lema de la profesora es que “lo mejor de la enseñanza es que continuamente se está aprendiendo”.

El título "El trigo está verde" hace referencia a una estrofa de la redacción donde Davis descubre el talento del joven minero: "and when I walk in the dark I can touch with my hands where the corn is green".


8.2. La primera versión.

El trigo está verde. The Corn is Green

1945. EEUU. 115 minutos

Director: Irving Rapper

Guión: Emlyn Williams (Novela), Frank Cavett - Casey Robinson

Producción: Jack Chertok

Fotografía: Sol Polito

Música: Max Steiner

Intérpretes: Bette Davis (Miss Lilly Moffat), Nigel Bruce (The Squire), Rhys Williams (Mr. Jones), Rosalind Evan (Mrs. Watty), Mildred Dunnock (Miss Ronberry), Arthur Shields (Glyn Thomas)

Premios: 1945: 2 nominaciones al Oscar: Actor de reparto (John Dall), actriz de reparto (Joan Lorring)


8.3. Segunda versión.

El trigo está verde. The Corn Is Green

1979. EEUU. 93 min.

Director. George Cukor

Guión. Ivan Davis (Obra: Emlyn Williams)

Música. John Barry

Fotografía. Edward Scaife

Intérpretes: Katharine Hepburn (Miss Lilly Moffat), Ian Saynor (Morgan Evans), Bill Fraser (The Squire), Patricia Hayes (Mrs. Watty), Anna Massey (Miss Ronberry)

Sinopsis

Miss Moffat es una mujer procedente de Inglaterra que va a vivir a un pueblo minero del norte de Gales, que existe desde 1900 y se queda completamente asustada al ver niños trabajando en las minas. Tras una semana de estancia un hombre le comenta que esos niños ya son hombres viejos. Impresionada por esa actitud Miss Moffat decide hacer algo con los niños y abre su propia escuela para enseñar tanto a niños como a adultos a leer, escribir y pronunciar correctamente el inglés. Para ello entabla una lucha tenaz que la enfrenta con los miembros de la comunidad minera, que no ve con buenos ojos la implantación de una escuela, pues menguará la mano de obra infantil y juvenil

Descubre entre los mineros un potencial escritor al leer una redacción suya y la profesora hará todo lo posible para educarle y conseguirle una plaza en Oxford.

La segunda versión, la de Cukor, está rodada en el país de Gales, en el mismo ambiente que narra la novela, a diferencia de su anterior versión, filmada en estudios de Hollywood.


Mapa conceptual: Cuadro elaborado por el autor de la página

 

8.4. Algunas claves para analizar la película “El trigo está verde”

La cuenca minera de gales. La dureza de la mina

El derecho de todos a la educación

El trabajo infantil

La mujer que se enfrenta a un mundo de poder

El triunfo de la constancia en una mujer

El poder de la educación para cambiar la sociedad


9. Ni uno menos. Una profesora/niña intenta evitar la deserción escolar

 

 

9.1. El camino de convertirse en profesora.

El relato que comienza, basado en personajes reales que se representan a sí mismos en la película, narra la historia de una niña china de apenas 13 años debe hacerse cargo de un grupo de niños y mantenerlos como sea en la escuela. Todo se convierte paulatinamente en un camino personal para esta pequeña protagonista que se transforma, casi sin quererlo, en una verdadera profesora. El director Zhang Yimou retrata la realidad de una escuela rural china y dibuja la fuerza y el carácter de una niña decidida a no dejarse avasallar ni por los problemas que le surgen ni por el entorno en el que vive.

Ni uno menos es una película basada en la novela del escritor chino H. Xiangsheng, que durante su juventud fue maestro rural.

Presenta un mundo en el que la pobreza es la clave del asistir o no a la escuela, cambia la forma de comportamiento de las personas, las razones para mantener la escolarización y las perspectivas educativas y didácticas. El cine de los países más desfavorecidos presenta este tipo de situaciones y enfrentan con dureza las necesidades de los pueblos, entre ellos las educativas.

Es una película muy sencilla, de una belleza admirable, en el que los problemas se solucionan con simplicidad, pero sin descartar los retos que presenta la pobreza para superar la propia profesionalidad docente.

En la película se ven realidades, de las que se puede debatir, como el papel de la mujer, la escuela rural, las condiciones de una enseñanza precaria, la vida urbana, la presión que reciben las culturas populares, la escasez de salarios y su presión social, o las diferencias entre niñez y adolescencia.


9.2. Ficha de la película. Ni uno menos


Ni uno menos. Yi ge dou bun eng shou/Not one less

1999. China. 106 min.

Director: Zhang Yimou

Producción: Yu Zhao.

Montaje: Ru Zhai.

Diseño de producción: Juiping Cao.

Vestuario: Huamiao Tong.

Guión: Shi Xiangsheng

Música: San Bao

Fotografía: Hou Yong

Reparto: Minzhi Wei, Huike Zhang, Zhenda Tian, Enman Gao, Zhimei Sun, Yuying Fen, Fanfan Li, Zhang Yichang, Xu Zhanqing, Liu Hanzhi, Ma Guolin, Wu Wanlu, Liu Ru, Wang Shulan, Fu Xinmin, Bai Mei. Actores no profesionales interpretando unos personajes basados en ellos mismos.

Premios: León de Oro Mejor película en el Festival Internacional de Cine de Venecia 1999. Premio UNICEF de los Medios de Comunicación.

Sinopsis: Narra la historia de una niña de trece años, Wei Minzhi, que se ve obligada a sustituir durante un mes a su maestro, por orden del alcalde, en un pequeño y aislado pueblo de las montañas.

El maestro rural Gao no cobra su sueldo desde hace seis meses, y su máxima posesión es una cajita de tizas. Los alumnos llevan su pobreza con cierta alegría y tres de ellos duermen con el maestro en la parte de atrás de la escuela, pues no tienen hogar propio.

El maestro se ve obligado a viajar para cuidar a su madre enferma por un mes, y contratan un suplente, que resulta ser una niña-adolescente de 13 años, Wei Minzhi, que toma el trabajo solo por el dinero, pero que intenta enseñar a unos niños a leer y escribir. Su trabajo consiste en copiar partes del libro en la pizarra y sentarse en la puerta a evitar que nadie se vaya de la clase, ya que el maestro le advirtió que quería tener los mismos 28 alumnos a su vuelta… «Ni uno menos».

El profesor le deja un trozo de tiza para cada día y la promesa de que le dará 10 yuan si ningún estudiante ha abandonado la escuela a su regreso. Sin embargo un niño, Zhang Huike ,abandona la clase para ir a la ciudad, enviado por su familia en busca de trabajo y la abnegada Minzhi se conjurará para traerlo de vuelta. Se las arregla para conseguir el dinero para el viaje, deja sus alumnos en el pueblo y va a la ciudad a buscarlo, salvando todo tipo de dificultades.

Lo que para cualquiera hubiera representado un fracaso anticipado, para Minzhi es el reto de lograr que sus estudiantes aprendan en la escuela, se apropien de ella y permanezcan escolarizados.

La maestra busca al niño por la ciudad, hace pasquines, pregunta, hasta que llega, con muchas dificultades, a un programa de televisión. Ayudada por los medios de comunicación logra rescatar al alumno perdido. La película muestra las grandes diferencias de la China actual, el campo y la ciudad, y sus diferentes contradicciones.

 

9.3. La necesidad de una profesora de adaptarse a las circunstancias

La pobreza obliga a la niña/profesora a adaptarse a todo tipo de circunstancias, algunas un tanto discutibles en nuestra sociedad occidental de opulencia. Sobre todo, la maestra aprende que no hay mejor punto de partida para aprender que la vida misma.

La joven maestra, sin formación pedagógica previa, toma conciencia enseguida de que enseñar no es solamente encerrar a los alumnos en el aula para que no se escapen. Enseñar es algo más complicado, es más que enseñar, hay que implicarse, ganarse la confianza, animar a buscar soluciones, y proteger a los alumnos.

La necesidad de dinero, aguza el ingenio de la pequeña profesora, y los alumnos le ayudan a conseguirlo. Sin pretenderlo, la niña utiliza de forma magistral la didáctica. Los niños aprenden cálculo y matemáticas para hacer las cuentas y conseguir el dinero necesario.

Trabajar como maestra en una zona rural no es lo mismo que adaptarse a otras dificultades, como la gran ciudad, donde todo es desconocido, difícil, agresivo, en ocasiones imposible. Aún así, va salvando todas las barreras y dificultades, las actitudes de indiferencia con que tropieza, el hambre, la inseguridad, la impotencia, son superados con creatividad por la joven maestra.

Utiliza los medios de comunicación para lograr lo que pretende.

Cariño por los niños que le han sido confiados, la joven maestra hace cada vez más atractiva la estancia en la escuela, hace a los alumnos partícipes de su propio aprendizaje y les ayuda a implicarse en los problemas que han surgido.

En la didáctica que la joven maestra utiliza, predominan la comunicación, y la interrelación con sus alumnos, poco más jóvenes que ella. Hace prácticas las clases, con trabajos en grupo, canciones, actividades comunes, dramatizaciones y expresión corporal.


9.4. Diálogos de la película “Ni uno menos”


(Al pasar lista en la escuela, la maestra descubre que falta Zhang Huike, y va a su casa a conocer la razón de su ausencia).

WEI MINZHI. ¡ Zhang Huike! ¿Está Zhang Huike casa

MADRE DE ZHANG HUIKE. ¿Quien le busca? ¡Pase por favor¡

WEI MINZHI. Soy su maestra

MADRE DE ZHANG HUIKE Pero no es el profesor Yan

WEI MINZHI. Lo estoy sustituyendo

MADRE DE ZHANG HUIKE. ¡Ah!, siéntese

WEI MINZHI. No gracias, ¿Sabe dónde ha ido?

Madre de Zhang Huike. Creo que a la ciudad

WEI MINZHI. Cómo se ha ido

MADRE DE ZHANG HUIKE. Creo que en autobús, va con dos amigos.

WEI MINZHI. Pero ¿Por qué se ha ido?

MADRE DE ZHANG HUIKE. Yo estoy enferma y tengo muchas deudas. El quiere trabajar para ayudarme a pagarlas todas

WEI MINZHI. Pero si es un niño, ¿qué trabajo puede hacer

MADRE DE ZHANG HUIKE. Así es, que le vamos a hacer…

WEI MINZHI. Entonces, dejará la escuela… ¿A qué lugar de la ciudad ha ido?.

(La madre no contesta)

 

(En la ciudad, tras muchas vicisitudes, se presenta en la televisión donde intenta entrar infructuosamente. Un día y medio ante la puerta hace que el director la tenga en cuenta y la presentan en un programa).

 

PRESENTADORA. Sin embargo en algunos lugares la educación no es demasiado optimista. En algunos lugares rurales apartados la normativa para la enseñanza no es del todo aceptable. Muchos niños de esas zonas, por razones muy diversas no pueden asistir al colegio

Hoy hemos invitado a alguien muy especial que hablará con nosotros sobre ese problema y de las dificultades que tiene el mundo rural para acceder a la educación primaria. La señorita que está sentada a mi lado vive y trabaja como maestra en la escuela de Sui Wan. Es la maestra sustituta en la escuela de Sui Wan. Quisiera que nos explicara cómo es la situación en la escuela de su zona.

(La niña/maestra, asustada, no puede hablar)

PRESENTADORA. Disculpen, pero como comprobarán, Wei Minzhi está algo nerviosa. Zhang Huike es un alumno de tercer curso. Para tratar la enfermedad de su madre la familia tenía una deuda, y para pagarla, el chico vino a la ciudad para trabajar. Al enterarse, la maestra, la señorita Wei Minzhi se embarcó en una aventura y se vino a al ciudad para conseguir que volviera a a la escuela. Maestra Wei Minzhi, ¿el caso de Zhang Huike es un caso frecuente en esa zona del país?, explíquenos a qué se debe esa situación. Habla con tranquilidad, somos tus amigos, no te pongas nerviosa.

WEI MINZHI. Su familia es humilde.

PRESENTADORA. Dinos, Wei, por qué tienes que encontrarlo? ¿Por qué tiene que volver a la escuela?

(Wei Minzhi sigue muy asustada y no le salen las palabras)

PRESENTADORA. Piénsalo, ¿por qué quieres encontrar a Zhang Huike?

(Sigue la maestra en silencio)

PRESENTADORA. Compréndanla, aunque nos sorprendan, en nuestra sociedad, casos como el del niño Zhang Huike existen, por lo tanto esperamos que la sociedad extienda la mano para que casos como el de estos niños, puedan volver a la escuela. Es un problema que afecta a una generación que, lógicamente, será la que nos releve. Wei, somos sensibles a tu problema y entendemos lo que sientes ahora. Sería interesante que dijeras unas palabras a nuestro público.

(Wei continúa en silencio, quiere hablar y no puede, lágrimas le resbalan por sus mejillas, le impone el objetivo de la cámara)

PRESENTADORA. O, mejor aún, ¿es posible que Zhang Huike esté en algún rincón del país y en este momento te esté viendo… ¿por qué no le hablas, mira fijamente al objetivo y dirígete a él?, seguramente es lo que quiere, piensa en lo perdido que estará. Necesita unas palabras de consuelo.

(Wei llora, poco a poco le salen las palabras…)

WEI MINZHI. ¿Dónde te has metido, te busco desde hace tres días (entre lloros), estoy preocupada por ti, ¿Por qué no regresas a casa?

 

Zhang Huike ve, en un mercado, en diferido, la entrevista y se presenta. Cuando vuelven a casa, la presentadora de televisión pregunta al niño

PRESENTADORA. Bien, pronto llegaremos y todos estaremos muy contentos. Zhang Huike ha sido encontrado, dinos lo que sientes ahora

WEI MINZHI. Soy muy feliz

PRESENTADORA. Zhang Huike, dinos una cosa, la maestra Wei ha conseguido devolverte a casa, ¿Qué te parece eso, ¿cómo puedes agradecérselo

ZHANG HUIKE. Estudiaré y, cuando dentro de unos años sea mayor, iré al instituto, ganaré dinero y compraré muchos regalos para ella.

PRESENTADORA. ¿Por qué?

ZHANG HUIKE. Porque ha sufrido mucho para encontrarme.

 

PRESENTADORA. ¿Qué impresión te dejó la ciudad?

ZHANG HUIKE. Tenía que pedir limosna, es lo que más me ha impresionado.

 

VOZ EN OFF al finalizar la película mientras niños y maestra escriben en la pizarra con las nuevas tizas de colores. “Zhang Huike volvió al colegio y gracias al dinero donado, pudo saldarse la deuda de su familia, Ning Shin Kong compitió en el campeonato de atletismo y quedó primera en los 5000 metros, Wi Min Shi regresó a casa para hacerse cargo de la granja familiar, el pueblo de Sui Huan aprovechó el dinero donado para reconstruir el colegio y le cambió el nombre: el colegio de la esperanza de Sui Huan. En China la pobreza obliga a más de un millón de niños a dejar los estudios cada año. Gracias a los donativos, aproximadamente el 15 % vuelve al colegio”.

 

Mapa conceptual: Cuadro elaborado por el autor de la página

 

9.5 Algunas claves para analizar la película “Ni uno menos”

El derecho de los niños a la educación. Buscar en la Declaración Universal de los Derechos del niño, lo que tiene que ver con la educación-

En la película, valorar las motivaciones de la protagonista, los cambios en su actitud didáctica.

Ver cómo utiliza los recursos, la utilización que hace de ellos para, mientras busca dinero para viajar a la ciudad, mantiene el trabajo en el aula.

Observar y valorar la diferente forma de vivir en el campo y en la ciudad, los problemas de los lugares pequeños y alejados y los de la vida urbana.

Analizar cómo se desenvuelva la protagonista en las dificultades y cómo logra sus objetivos.

El papel de la comunicación mediática es importante en la película. Se puede comparar con situaciones y realidades del entorno más cercano.


10. La sonrisa de Mona Lisa. Una profesora intenta cambiar las cosas en un colegio de élite.

 

 

10.1.         Educación para el cambio de la mujer en los años 50.

Una profesora, Katherine Watson, quiere cambiar la sociedad educativa en la que vive, en una escuela privada de élite allá por los años 50 del siglo XX, tras la guerra mundial. El Wellesley College es un centro educativo muy conocido y prestigioso, en el que se esconde una gran hipocresía. A la mujer se le negaba el derecho de superación en la vida y se les preparaba para el matrimonio, moldear esposas perfectas, abnegadas, figuras decorativas en una sociedad de prestigio económico.

La profesora protagonista intenta que cada alumna siga su propio camino en la vida, incluido el profesional, huyendo de lo que las propias familias y la sociedad tenían previsto para las alumnas, normalmente el matrimonio con alguien elegido por la propia familia.

Quienes hicieron el guión, Rosenthal y Konner, descubrieron una fotografía en la biblioteca de Wellesley, extraída de un artículo de 1956 del propio colegio, en la que se veía a unas jóvenes elegantemente vestidas y cuyo titular era: “Se enseña a las mujeres casadas a ser las mejores estudiantes’, y un pie de foto: “El principal propósito de una mujer en la vida aún sigue siendo estar casada”. La fotografía les dio ideas para una gran parte del guión.

Katherine Watson, pensó que alguna de aquellas mujeres, con una formación diferente, más profunda, sería quien ayudaría a otras mujeres de su entorno al cambiar el papel social que hasta esos tiempos desempeñaban en la sociedad norteamericana. De ahí el título de la película, “La sonrisa de la Mina Lisa”, metáfora que hace ver que la mujer tiene que hacer algo más que sonreír ante un cuadro famoso o ser un objeto maravilloso en los brazos de un marido rico. Ella, como profesora de arte, intenta por todos los medios hacer ver esa diferencia.

La película se puede prestar a serias reflexiones en la sociedad del siglo XXI, en la que quedan sólidos residuos de machismo de sociedades patriarcales y de dependencia de muchas mujeres. La actitud de la profesora y de alguna de las chicas que siguen sus enseñanzas, puede ser un comienzo para ello.


10.2. Ficha Técnica de la película La sonrisa de Mona Lisa

La sonrisa de Mona Lisa, Mona Lisa smile.

2003. EEUU.

Dirección: Mike Newell.

Guión: Lawrence Konner y Mark Rosenthal.

Producción: Elaine Goldsmith-Thomas, Paul Schiff y Deborah Schindler.

Música: Rachel Portman.

Fotografía: Anastas N. Michos.

Montaje: Mick Audsley.

Interpretación: Julia Roberts (Katherine Watson), Kirsten Dunst (Betty Warren), Julia Stiles (Joan Brandwyn), Maggie Gyllenhaal (Giselle Levy), Marcia Gay Harden (Nancy Abbey), Dominic West (Bill Dunbar), Topher Grace (Tommy Donegal), Ginnifer Goodwin (Constance Baker), Juliet Stevenson (Amanda Armstrong), John Slattery (Paul Moore).

Sinopsis

Katherine Watson, una profesora, viaja desde California al campus de la Universidad de Wellesley en Nueva Inglaterra en otoño de 1953 para enseñar Historia del Arte. En la era de postguerra, Katherine espera que sus estudiantes, las mejores y las más brillantes del país, aprovechen las oportunidades que se les presentan. Sin embargo, poco después de su llegada, Katherine descubre que el entorno de la prestigiosa institución está estancado en la conformidad. Según su profesora de etiqueta, Nancy Abbey, un anillo de compromiso en el dedo de una joven está considerado un premio mayor que una buena educación. Cuando Katherine anima a sus alumnas a pensar por sí mismas, se enfrenta con las facciones más conservadoras del profesorado y del alumnado, incluida una de sus estudiantes, la superficial Betty Warren. La recién casada Betty se convierte en una formidable adversaria cuando Katherine convence a su mejor amiga, Joan Brandwyn, para solicitar su ingreso en la Escuela de Derecho de Yale, incluso aunque esté esperando la propuesta de matrimonio de su novio. Para la elegante y provocativa Giselle Levy, Katherine se convierte en mentora y modelo de comportamiento. De su ejemplo, la dulce y tímida Connie Baker también adquiere valor y consigue la suficiente confianza para superar sus inseguridades. A través de los intentos de sus estudiantes para encontrar su propio camino, Katherine también aprende una lección diferente para ella misma.

 

Mapa conceptual: Cuadro elaborado por el autor de la página

 

10.3.         Una profesora con ideas renovadoras en un colegio de señoritas de la alta sociedad norteamericana

Cuando los guionistas de “La sonrisa de Mona Lisa” debieron enfrentarse al primer borrador del guión, analizaron infinidad de documentos de institutos y colegios femeninos de la época. Entre ellos encontraron una foto de un artículo The Wellesley, de 1956. Una joven elegante que en una mano tenía un libro y en la otra una sartén, con un pie de foto muy sugestivo: “Se enseña a las mujeres casadas a ser las mejores estudiantes”. Los guionistas basaron parte de su visión del colegio de señoritas de alta sociedad en la premisa, no extraña para la época en la que se supone ocurren los hechos, de que el principal propósito de una mujer en la vida era estar casada y dar un buen tono social en las reuniones.

El Wellesley Centers for Women, el colegio en el que se rodó la película es real, en Wellesley, Massachusetts (cerca de Boston), muy relacionado con el Instituto Tecnológico de Massachusetts, y es el principal college femenino de EE.UU.

La profesora, Katherine, llega de otro lugar de EEUU, de una familia de escasos recursos, al contrario que las jóvenes de Boston, proviene de un entorno modesto.

 


10.4.         Diálogos de la película “La sonrisa de Mona Lisa”


Las dos primeras clases han sido para la profesora una suerte de suplicio. Katherine Watson pone diapositivas y una de las chicas las va pasando. En la primera clase, saben lo que va a decir, se anticipan, la interrumpen, se sienten mejor preparadas que ella; en la segunda, se escandalizan por las imágenes de arte moderno que les propone, ella les pide que vean en las imágenes otra cosa diferente a lo que les dicen los libros. La tercera clase, algo ha cambiado, ella les proyecta imágenes publicitarias.

La tercera clase

KATHERINE WATSON. (La diapositiva representa a una joven anunciando un producto alimenticio) Arte contemporáneo.

ALUMNA. Es un anuncio nada más.

KATHERINE WATSON. ¡Silencio!. Hoy, solo vais a escuchar. ¿Qué será lo que vean los eruditos del futuro cuando nos estudien? ¿Un retrato de la mujer de hoy? ¿Eh? Aquí lo tenéis, la descripción perfecta de una licenciada en Wellesley, y ¡magna cum laude! exactamente haciendo aquello para lo que están educadas. ¡Siguiente! (pasa diapositiva)

Una becaria de Oxford, (la diapositiva presenta un anuncio de moda en la que un joven mide la falda de una señorita) me pregunto si mientras plancha todas las camisas de su marido citará los versos de…

(otra diapositiva, en la que una mujer sirve la comida a a la familia)

Las que estudiáis física, tendréis la suerte de poder calcular la masa y el volumen de los pasteles de carne que hagáis, ¡siguiente! y hasta una faja que te hace libre, ¿qué significa eso? (la nueva diapositiva representa un anuncio de ropa interior femenina), ¿qué significa eso? (la profesora mira fijamente la diapositiva) ¿qué significa?... ¡Habéis ganado! ¡Las mujeres más inteligentes del país!, no me había dado cuenta de que al exigiros dedicación estaba desafiando… ¿qué decía?, (mira unos textos del colegio) el papel para el que habéis nacido, es cierto, ¿el papel para el que habéis nacido?

 

La profesora llega a casa de Joan Brandwyn, una de las alumnas

JOAN BRANDWYN. ¡Qué sorpresa, pero pase!

KATHERINE WATSON. Hay siete facultades a 45 kilómetros de Filadelfia, podrás estudiar y tener preparada la cena a las siete.

JOAN BRANDWYN. Ya es tarde

KATHERINE WATSON. No, no, aún aceptan la matrícula, no sabes lo fatal que me sentó cuando lo supe, cuando me dijo Penny que la habían admitido en Pensilvania me dije, ¡oh, Dios!, la suerte de Joan está echada, pero no puedes tirar todo el trabajo por la borda, puedes estar al jamón y a las tajadas, ¡es maravilloso!

JOAN BRANDWYN. Nos hemos casado. Ha sido este fin de semana, a él le dan pánico las grandes ceremonias, de modo que decidimos no pensarlo, y largarnos, ceremonia muy romántica, mire (le enseña el anillo y la profesora queda sin palabras)

KATHERINE WATSON. Es precioso (Cabizbaja, sale de la casa)

JOAN BRANDWYN. (Sale tras la profesora) Fui yo quien eligió no ir a Yale, él me hubiera apoyado.

KATHERINE WATSON. Pero no tiene por qué elegir.

JOAN BRANDWYN. Claro que puedo hacerlo, quiero un hogar, una familia, y no quiero sacrificarlo.

KATHERINE WATSON. Nadie te está diciendo que lo sacrifiques, Joan, solo quiero que entiendas que puedes hacer ambas cosas.

JOAN BRANDWYN. ¿Cree que algún día puedo arrepentirme de no haber sido abogado?

KATHERINE WATSON. Sí, me temo que así será.

JOAN BRANDWYN. Me arrepentiría más de no formar una familia o de no estar cerca de ella cuidándola. Se lo que hago y sé muy bien que no por ello soy menos inteligente. Debe de parecerle horrible.

KATHERINE WATSON. No, nunca he pensado eso

JOAN BRANDWYN. Sí lo ha hecho, no se cansa de decirlo, en clase no se cansa de decirnos que hay que mirar más allá de la imagen. Para usted un ama de casa es una mujer que vende su alma por un salón colonial, que no tiene profundidad ni intelecto, ni intereses… fue usted quien dijo que yo podría hacer lo que quisiera. Eso es lo que quiero.

KATHERINE WATSON. (Le da un abrazo). Mucha suerte, Joan, sé feliz (Se va)

 

Betty Warren, la alumna que lleva el anuario del colegio, escribe. Las primeras frases son de su profesora, que se van mezclando con su escrito.

Querida Betty, yo vine a Wellesley porque quería cambiar las cosas, pero cambiar por los demás es mentirte a ti misma, mi profesora, Katherine Watson, vivía según sus propias convicciones, y no pensaba renunciar a ellas, ni siquiera por Wellesley, dedico éste, mi último editorial, a una mujer extraordinaria, que vivió ejemplarmente e hizo que todas viéramos el mundo a través de otros ojos. Para cuando leáis esto, ella estará navegando rumbo a  Europa, donde se que encontrará nuevos muros que derribar, y nuevas ideas con los que sustituirlos, he oído que por marcharse la llamaron “rajada”, trotamundos sin rumbo fijo, pero no todos los trotamundos lo hacen sin rumbo, y menos aun los que buscan la verdad más allá de la tradición, más allá de la definición, más allá de la imagen, (mientras en off se oye este texto, se ve a la profesora que, en taxi, va saliendo de Wellesley, y un montón de chicas, con las togas que han utilizado en el acto de fin de curso, la adelantan en bicicleta y la despiden rodeando el coche)

KATHERINE WATSON. Nunca lo olvidaré, (Mientras la profesora ríe y llora al mismo tiempo, finaliza el film)

  

10.5.  Algunas claves para analizar la película “La sonrisa de la Mona Lisa”

La profesora que se enfrenta a una sociedad en la que predomina una visión de la mujer abocada al matrimonio y a la vida social

Diferentes actuaciones de la profesora, con las alumnas en general, con cada una de ellas, con el resto de profesoras.

Analizar la educación de la mujer en el siglo XX. Restos que quedan en el siglo XXI y cambios principales que se han producido.

El papel de la mujer como ama de casa

El papel de la mujer como objeto decorativo

La mujer trabajadora

La responsabilidad de una mujer profesora en la liberación de otras mujeres de una sociedad machista.

¿Por qué se elige el título de “la sonrisa de Mona Lisa” y que la profesora sea de Historia del Arte?

Valora la frase de la película: “Todo el mundo busca encontrar su lugar adecuado en la vida, donde puedan hacer más cosas y de la mejor manera”.

Katherine Watson, la profesora ¿fracasa o triunfa?


 11. Bibliografía


BOURDIEU, P. (1988): La domination masculine, Paris, Liber, 134 p.

GRUWELL, E. (2007): Teach with Your Heart: Lessons I Learned from the Freedom Writers. Hardcover,  272 pgs.

KELLER, H. (1978): The Story of My Life. Parts I & II by Helen Keller (1880-1968); Part III from the letters and reports of Anne Mansfield Sullivan (ca.1867-1936). John Albert Macy. New York.

KELLER, H. (2007): Amar esta vida: palabras de aliento ante la adversidad. Hellen Keller, Alienta

KELLER, H. (2012): El mundo en el que vivo. Atalanta

MARTÍNEZ-SALANOVA, E. (1999): "Intereses comunes o contienda feroz. La relación entre profesores y alumnos tal y como se trata en los medios” en Comunicar 12, pp. 25-35.

MARTÍNEZ-SALANOVA, E. (2002): “Aprender con el cine, aprender de película. Una visión didáctica para aprender e investigar con el cine”. Huelva. "Grupo Comunicar". 400 págs.

MARTÍNEZ-SALANOVA, E. (2009): “Gaby, una historia verdadera. Por un sistema educativo normalizado para las personas discapacitadas”, en el libro “Cine y Diversidad Social. Instrumento práctico para la formación en valores” de Varios. J. Cabero y M. Córdoba (coord). Editorial Mad, Colección: Eduforma.

MARTÍNEZ-SALANOVA, E. (2009): “Representaciones cinematográficas sobre el Derecho a una educación obligatoria, sin exclusiones, digna y solidaria. El derecho a la educación como lo ha tratado el cine”, en el libro “El cine y los derechos de la infancia” de Varios. María José Bermuz Beneitez (coordinadora). Valencia. Tirant lo Blanch.

MARTÍNEZ-SALANOVA, E. (2010): "Cine y derecho a la equidad en la educación”, en e-Co, Revista digital de Educación y Formación del profesorado del CEP Luisa Revuelta, de Córdoba.

SUBIRANA, V. (2002): Vicki Sherpa, Una Maestra en Katmandú. Aguilar.

WILLIAMS, E. (1972). Adiós, señorita Ruth. Teatro, nº 740. Escelicer. Madrid.

 

Webgrafía

MARTÍNEZ-SALANOVA, E. (2010):

/cineyeducacion/mujer_en_cine.htm

MARTÍNEZ-SALANOVA, E. (2012):

/figuraspedagogia/0_montessori.htm

 

María Montessori en Youtube

http://biopicmovies.blogspot.com.es/2012/01/maria-montessori-una-vita-per-i-bambini.html

http://www.youtube.com/watch?v=oaunKQbLUGw&feature=related