Volver a Colecciones

Gemas y piedras pulimentadas

De mi colección particular

© Enrique Martínez-Salanova Sánchez


El puntero de don Honorato/Bibliografía

Geodas de amatistas de Misiones, Argentina, encontradas en pleno campo. Una geoda es una cavidad rocosa, normalmente cerrada, en la que han cristalizado minerales. La amatista es una variedad de cuarzo cristalizado, transparente y de color de violeta que se usa en joyería. Colección y fotos de Enrique Martínez-Salanova Sá Cuarzo azul, que encontré en la cantera Juanona, cerca de Antequera, en Málaga, hace más de 30 años. Su color azul se debe a inclusiones de agujas de crocidolita o amianto azul. Se ha llamado también zafiro azul. Colección y foto se Enrique Martínez-Salanova
Jaspe de diversos colores, todos de la provincia de Misiones, en Argentina. El Jaspe es una variedad de calcedonia, de procedencia volcánica y debe su color a las múltiples inclusiones que contiene. Una vez pulido, se pueden apreciar una gran variedad de detalles como vetas, círculos, mezcla de colores, etc que hacen del jaspe un bello mineral. Se utiliza fundamentalmente en joyería. Colección y fotos de Enrique Martínez-Salanova Sánchez El ojo de tigre rojo. Está compuesto por cuarzo, como componente principal, limonita y riebeckita. Es considerado como piedra semipreciosa, utilizada en joyería y desde la antigüedad se le asignan ciertas propiedades esotéricas. Colección y foto de Enrique Martínez
Jaspe leopardo, sin pulir. Se llama así por sus manchas redondeadas. Jaspe, del griego "piedra manchada". Estas me las dieron en Querétaro, México, hace años. Según los antiguos mexicas, el mundo está construido sobre piedras leopardo, lo que demuestra la relación armoniosa entre los seres humanos y los animales más fieros. Quienes creen en el poder esotérico de las piedras, yo no, asignan al jaspe leopardo ciertos poderes, reduce las inseguridades, equilibra la pasividad y la actividad y anima a afrontar desafíos y lograr objetivos. Colección y fotos de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. Granates encontrados en el exterior del volcán de Níjar, en Almería. Estos son de los llamados "piropos", de color rojo sangre, dodecaedros en general y tallados, se utilizan como gemas. El día que encontramos estos, a miles, estábamos toda la familia buscando, también mis padres, hijos... Todavía quedan en el lugar restos de las extracciones que se hicieron durante el siglo XIX. Colección y fotos de Enrique Martínez-Salanova Sánchez
Jaspe leopardo o leopardita. Es una especie de jaspe que se llama así por asemejarse su color a la piel del leopardo, coloración que le da el material orgánico que contiene. Desde la antigüedad se le adjudican propiedades mágicas y curativas. Estas piezas las encontré en Perú como piedras rodadas. Colección y fotos de Enrique Martínez-Salanova Sánchez Cuarzo citrino pulimentado, de Brasil. El citrino es una gema de la familia del cuarzo de color amarillo, que tiene una dureza de 7 en la escala de Mohs. El nombre proviene del latín Citrus "limón". Su color puede variar del amarillo pálido al anaranjado. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez
Turquesa. De color azul verdoso, es un fosfato de aluminio y cobre. Es escaso y valioso por su calidad. Ha sido muy apreciado como piedra preciosa y ornamental durante miles de años debido a su color inigualable. La palabra "turquesa"' es muy antigua y de origen indeterminado. Deriva del francés pierre turquoise, significando "piedra turca". Se piensa que esto surge de una confusión, ya que en Turquía no hay turquesas, pero eran comercializadas allí, y entonces la gema fue asociada con ese país. Estas son del Estado de Sonora, en México. Colección y foto de Enrique Cuarzo rutilado. Del latin Rutilos que quiere decir brillante, también llamado "cabello de Venus", es cristal de roca que contiene agujas de rutilo de color dorado o plateado orientados al azar. Estos son cantos rodados de Brasil. Colección y foto de Enrique
Ópalos de Misiones, en Argentina. Colección y foto de Enrique Amatistas de Brasil. Colección y foto de Enrique Martínez
Cuarzo rosa. En bruto y pulimentado. En su composición química está presente el oxido de titanio y el manganeso, responsables de su especial color que puede ir del lila claro hasta abarcar toda la gama del rosado. Estas piezas son de Perú. Colección y foto de Enrique Topacio blanco. El topacio es un mineral del grupo de los silicatos. Su nombre deriva, según Plinio el Viejo, de la isla Topazos que se halla en el Mar Rojo. Sin embargo, los yacimientos de esta isla son de olivina, frecuentemente confundida con el topacio. Estas piezas son de Brasil. Colección y fotos de Enrique
Jaspe leopardo. Su nombre se deriva del griego "piedra manchada", leopardo por su semejanza con las manchas en la piel del felino. Se le asignan desde la antigüedad poderes curativos por curanderos, chamanes y hombres de medicina. A quien interese saber sobre los poderes de las piedras, en los que no creo, hay abundante literatura en la red. Estas piezas, unas en bruto, otras cantos rodados y otras pulimentadas, son de varios lugares, Brasil y EEUU sobre todo. Colección y fotos de Enrique
Ágata carnalita. Piezas de ágata, cantos rodados, encontrados en Misiones, Argentina. Colección y foto de Enrique Rodonita o pajsbergita es un silicato de manganeso, en el que este último puede estar sustituido por hierro, magnesio o calcio en series de solución sólida con otros minerales. Color rosa rojizo característico, pero que puede cambiar a marrón-negro cuando queda expuesto a la intemperie. escubierta en 1819, su nombre viene del griego rodon, que significa color rosa-colorado. Sinónimos en español muy poco usados son: hermannita y hidropita. Estas piezas, en bruto, son de Valverde del Camino, Huelva, La pulimentada creo que es de Badajoz. España
La serpentina es un mineral común y corriente, generalmente presente como producto de alteración de ciertos silicatos magnésicos. En este caso, de color rojizo, raro, en bruto y pulimentada. Estas piezas son de Italia. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Ópalos de Brasil. Colección y foto de Enrique Martínez
Andalucita gris. Es considerada una rara gema. Los primeros ejemplares de andalucita estudiados por Werner y Delamétherie procedían de El Cardoso, localidad de la provincia de Guadalajara (España), de ahí son estas piezas, pero por error se creyó que venían de la región de Andalucía y de ahí la denominación que se otorgó al mineral. En este caso, en bruto y pulimentadas. Colección y fotos de Enrique Martínez-Salanova Lámina de una geoda de ágata azul y cuarzo. Esta tiene su historia, pues fue un regalo que los padres de Ilda, hicieron hace cerca de treinta años a mis padres. Es un mineral de la provincia de Misiones, en Argentina. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova
Geoditas de amatista, de México. Foto de Enrique Martínez-Salanova La dolomita, denominada de esa forma en honor al geólogo francés Déodat Gratet de Dolomieu, es un mineral compuesto de carbonato de calcio y magnesio. En este caso es piedra caliza dolomítica, en bruto y pulimentada, y proceden del Tirol
Cuarzo citrino tallado, también llamado falso topacio. Es una gema de la familia del cuarzo de color amarillo, con dureza 7 en la escala de Mohs. El nombre proviene del latín Citrus "limón". Su color puede variar del amarillo pálido al anaranjado. El color exótico de esta variedad de cuarzo es debido al Níquel, que actúa como elemento cromóforo. Esta pieza es de Brasil. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. Aventurina o venturina. Es una variedad de cuarzo que cuando contiene inclusiones de mica fuchsita adquiere su típico color verde esmeralda y, en ocasiones, color azul. Presenta destellos plateados y dorados si contiene también mica moscovita. A veces se la denomina cuarzo verde. Estas piezas, en bruto y pulimentada, son de Sudáfrica. Colección y fotos de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. 2016.
Jaspe leopardo. Esta pieza procede de EEUU. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. 2016. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez Lapislázuli. Es una gema de característico color azul ultramar, muy apreciada en joyería desde la antigüedad. Estas piezas son de Chile, del yacimiento Flor de los Andes, en la cordillera de Ovalle. En el antiguo Egipto se consideraba una piedra muy importante y preciada, adornando los escarabajos sagrados con ella, o en máscaras funerarias. También la usaban para la medicina en forma de polvo. Fue muy buscado entre los grandes pintores en la Europa del Renacimiento, y en América por los pintores de la conocida escuela cuzqueña, por su estabilidad y permanencia de color. Leonardo da Vinci, Alberto Durero y Fra Angélico fueron algunos de los ilustres pintores que le dieron vida, llegando a denominar al polvo de lapislázuli como «oro azul». Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez
Ágatas de Misiones, Argentina. Colección y fotos de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. Aguamarina, variedad de color azul verdoso pálido del berilo al igual que la esmeralda, que es de color verde. Se trata de una gema muy apreciada en joyería por su dureza, permitiendo una gran diversidad de cortes. Debido también a su color, la aguamarina se conocía antiguamente como la piedra del marinero. Antiguamente los marineros la llevaban como talismán contra el mareo y las tempestades. Durante la edad media, los alquimistas pensaban que la aguamarina prevenía la retención de líquidos y que mejoraba la digestión. También se creía que esta piedra actuaba como antídoto de cualquier veneno. Estas piezas son de Minas Gerais, Brasil. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez.
Venturina. La venturina natural es un cuarzo en que se encuentran diseminadas pajitas de mica amarillas con reflejos dorados. Como están dirigidos en todos los sentidos, resulta que los visos amarillos de oro se repercuten de muchas maneras cuando la piedra está labrada. El color verde se lo da las inclusiones de mica fuchsita, su típico color verde esmeralda y, en ocasiones, color azul. Estas piezas son de Karnataka, en la India. Colección y fotos de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. Serpentina STICHTITA, color rosa, rojo a lila. La Serpentina es conocida como la piedra infinita. Suele ser color rojo, verde, amarillo, rojo o negro verdoso. En bruto y pulimentada, estas piezas son de Italia. Colección y fotos de Enrique Martínez-Salanova Sánchez.
Unakita roja, o granito epidota. Descubierta en la Cordillera Unaka (Carolina del Norte, USA), de la que toma su nombre, es un granito alterado compuesto de ortoclasa rosa, epidota verde y cuarzo por lo general incoloro. Se da en varios tonos de verde y rosa, y normalmente reviste una apariencia moteada. A la unakita se la considera una piedra semipreciosa cuando es de buena calidad; se puede pulimentar y se utiliza ordinariamente en artículos de joyería. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. Ónix u ónice (del griego onyx, ‘uña’) conocido también como ónice de mármol u ónix calcáreo, es considerado como piedra semipreciosa, aunque según la Asociación Mineralógica Internacional no es aceptado como mineral sino como una variedad de ágata o calcedonia. Estas piezas son de la Comarca Lagunera, en el estado de Durango, en México. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. 2016.
Ojo de tigre, una mezcla de minerales de colores pardos y amarillentos. Está compuesto por cuarzo, como componente principal, limonita y riebeckita. Es considerado como piedra semipreciosa. Tiene dos "primos hermanos": el ojo de gato y el ojo de halcón. Es utilizada en joyería y en diversos objetos artísticos. Desde la antigüedad se considera que protege del mal de ojo. Estas piezas son de México. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. Cuarzo rosa. Estas piezas son de Madagascar. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez.
Rodonita o pajsbergita, silicato de manganeso, de color rosa rojizo característico, pero que puede cambiar a marrón-negro cuando queda expuesto a la intemperie. Descubierta en 1819, su nombre viene del griego rodon, que significa color rosa-colorado. Piezas de Valverde del Camino, Huelva. Colección y fotos de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. El ónix u ónice (del griego onyx, ‘uña’) conocido también como ónice de mármol u ónix calcáreo, según la clasificación de Strunz es considerado como piedra semipreciosa, aunque según la Asociación Mineralógica Internacional no es aceptado como mineral sino como una variedad de ágata o calcedonia. De Brasil. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez
Ojo de buey. Es del grupo de los cuarzos. Más oscura que el Ojo de tigre. Estas piezas son de México y Sudáfrica. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. Lepidolita. Es un mineral del grupo de las micas. Fue descrita en 1792 por el químico alemán Martin Heinrich Klaproth (1743-1817) y nombrada por el griego lepivβ-lepis, que significa 'concha' en referencia a su estructura escamosa. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez.
Jaspe rojo. Jaspe se deriva del griego, "piedra manchada". Estas piezas Piezas de Brasil. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. Piedra malva, amatista, de Brasil, en bruto y pulimentada. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez.
Andalucita rosa. La andalucita, es considerada una rara gema. Dedicada a Andalucía, supuesto lugar de las primeras muestras estudiadas, aunque eran de El Cardoso, Guadalajara (España). Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. Ojo de Halcón. De la familia de los cuarzos. En la Edad Media se llevaba como amuleto frente a hechizos, demonios, y el mal de ojo. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. Esta pieza es de Sudáfrica.
Ópalo gris. De en Erandique, Lempira, Honduras donde se encuentran de dos tipos, blanco y negro. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez Jaspe rojo. Pertenece a la amplia familia de los jaspes, muy apreciadas desde antaño por su gran variedad de colores. La variedad monocromática es muy rara. El jaspe rojo se utiliza como piedra ornamental y a veces como piedra preciosa. De esta piedra se habla en los escritos de Alejandro Magno, Plinio el Viejo y los alquimistas medievales; el poeta Dante Alighieri la menciona en la Divina Comedia y encontramos numerosas referencias, junto a otras piedras, tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo Testamento. Estas piezas son de Brasil. Colección y fotos de Enrique Martínez-Salanova Sánchez.
Escapolita, también conocida como wernerita en honor al geólogo alemán A.G Werner. Los cristales se encuentran en pegmatitas y rocas metamórficas como los micaesquistos y los gneises, también puede encontrarse en forma masiva. Puede encontrarse en varios colores desde incoloro, rosa, purpura, azul, Amarilla, gris, café, Estos colores reflejan la variación en composición desde ricas en sodio hasta ricas en calcio. Los cristales se encuentran en forma de prismas que parecen bastones, por lo que se la llama "escapolita", derivada de la palabra griega scapos; que significa vara, y lithos que significa piedra. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. Leopidolita negra. Es un mineral del grupo de las micas. Suele presentarse en escamas o láminas. Estas piezas son de Madagascar.
Jaspe rojo. Pertenece a la amplia familia de los jaspes, que han sido muy apreciadas desde antaño por su gran variedad de colores y la geometría de sus diseños. La variedad monocromática es muy rara. Se han hallado hermosos ejemplares en Sudáfrica. El jaspe rojo se utiliza como piedra ornamental y a veces como piedra preciosa. De esta piedra se habla en los escritos de Alejandro Magno, Plinio el Viejo y los alquimistas medievales; el poeta Dante Alighieri la menciona en la Divina Comedia y encontramos numerosas referencias, junto a otras piedras, en la Biblia. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. La espinela pertenece al grupo de los óxidos, constituye una familia de gemas de colores muy diversos debidos a la presencia de impurezas en sus cristales. con una dureza de 8 en la Escala de Mohs. Era muy apreciada en la Edad Media. La de color azul se denomina también Gahnoespinela, su color azul es debido a la presencia de hierro, zinc y, con menor frecuencia, cobalto. Esta pieza es de Brasil. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez.
Andalucita. Las dos variedades más importantes de la andalucita son la viridina, de color verde oliva oscuro, ( la de la foto), y la quiastolita, que contiene inclusiones carbonosas o arcillosas de color oscuro orientadas regularmente, lo que le da una aparencia de cruz negra, piedra cruz, (en otro lugar de mi album hay fotos de las que encontré en Chile). Viridina y quiastolita son dos variedades utilizadas como gemas. Estas piezas son de Sierra de Albarrana en Córdoba. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez Unakita o granito epidota. Descubierta en la Cordillera Unaka (Carolina del Norte, USA), de la que toma su nombre, la unakita es un granito alterado compuesto de ortoclasa rosa, epidota verde y cuarzo por lo general incoloro. Se da en varios tonos de verde y rosa, y normalmente reviste una apariencia moteada. A la unakita se la considera una piedra semipreciosa cuando es de buena calidad; se puede pulimentar y se utiliza ordinariamente en artículos de joyería. Piezas de EEUU. Colección y fotos de Enrique Martínez-Salanova Sánchez.
Pirita cúbica, de La Rioja. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. Onix. de Misiones, Argentina. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez.
Ágata roja. Piezas de Brasil. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. Ópalo, en bruto y pulimentado. Estas piezas son de Erandique, en Honduras, variedades oscuras y blancas. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez.

 

Ágata marrón. De Misiones, Argentina. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. Unakita o granito epidota. Descubierta en la Cordillera Unaka (Carolina del Norte, USA), de la que toma su nombre, es un granito alterado compuesto de ortoclasa rosa, epidota verde y cuarzo por lo general incoloro. Se da en varios tonos de verde y rosa. Se la considera piedra semipreciosa cuando es de buena calidad; se puede pulimentar y se utiliza ordinariamente en artículos de joyería.
Jaspe manchado, jaspe leopardo. Colección y fotos de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. Jaspe rojo. Colección y fotos de Enrique Martínez-Salanova Sánchez.
Ojo de tigre. Es una mezcla de minerales de colores pardos y amarillentos. Está compuesto por cuarzo, como componente principal, limonita y riebeckita. Esta pieza es de sudáfrica. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. Lapislázuli (del latín lapis, 'piedra', y del árabe clásico lāzaward, proveniente a su vez del persa lağvard o lažvard, derivado del sánscrito rājāvarta, 'rizo de rey'), es una gema de característico color azul ultramar, muy apreciada en joyería desde la antigüedad. Estas piezas son de Chile. Colección y fotos de Enrique Martínez-Salanova Sánchez
Jaspe sardo. Una variedad de jaspe que lleva el nombre por la ciudad de Sardis (antigua ciudad de Asia Menor). Los indios americanos utilizaban el Jaspe en ceremonias para atraer la lluvia y para la adivinación. El termino en la antigüedad era sinónimo de cuarzo. Estas piezas son de Sudáfrica. Colección y fotos de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. El Ojo de Hierro es una combinación de diferentes minerales, Hematite, Ojo de tigre, Jaspe rojo y Hierro. Esta pieza es de Sudáfrica. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez.
Ópalo gris. El Ópalo Gris es un nombre usado raramente: los ejemplares de esta variedad en general están considerados como “Negros” u “Oscuros”, pero se distinguen si tienen un cuerpo de color gris, translúcido u opaco. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. Azabache. Un mineraloide de color negro brillante. Se utiliza como piedra semipreciosa. Se originó a partir de troncos de árboles de las fámilias Araucaráceas o Protopináceas enterrados y sometidos a altas presiones. El nombre español azabache es una palabra de origen árabe. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez.
Cuarzo rosa. El color se debe a la presencia de manganeso y titanio. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. Lepidolita, un mineral del grupo de las micas. Fue descrita en 1792 por el químico alemán Martin Heinrich Klaproth y nombrada por el griego lepivβ-lepis, que significa 'concha' en referencia a su estructura escamosa.Colección y fotos de Enrique Martínez-Salanova Sánchez.
Turquesa, de color azul verdoso, fosfato de aluminio y cobre. Es un mineral escaso y valioso por su calidad. Ha sido muy apreciado como piedra preciosa y ornamental durante miles de años debido a su color inigualable. En la actualidad, como tantas otras gemas, tiene gran popularidad en el mercado debido a la introducción de tratamientos e imitaciones, algunas muy difíciles de detectar aún por expertos. La palabra "turquesa"' es muy antigua y de origen indeterminado. Deriva del francés pierre turquoise, significando "piedra turca". Se piensa que esto surge de una confusión, ya que en Turquía no hay turquesas, pero eran comercializadas allí, y entonces la gema fue asociada con ese país. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez Dolomita. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez.
Hematites, hematita u oligisto. una piedra pesada, sólida, generalmente de color negro metálico, algunas veces gris o pardo rojiza. Su composición es de óxido férrico y en estados puros contiene el 70% de hierro, de manera que puede volverse magnética al calentarse. Para los antiguos, la hematites era conocida como “piedra sanguínea” ya que cuando la tallaban el agua utilizada para hacerlo quedaba de color rojo. Estas piezas son de Brasil. Así que ellos creían que la piedra sangraba. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. Espinela verde, de Brasil. La espinela es una piedra preciosa que se extrae sobre todo para ser usada en joyería, donde se utiliza como piedra de talla montada en sortijas, pulseras, pendientes o collares. Los ejemplares que no sirven como gemas se destinan, gracias a la dureza de esta piedra, a la fabricación de mecanismos de relojería y en otras industrias. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez.
Jaspe fuego, una variedad de cuarzo de calcedonia, pertenece al grupo de los óxidos y es de procedencia volcánica: Debe su color por las múltiples inclusiones que se han depositado durante el crecimiento de ésta. Una vez pulido el jaspe, podemos apreciar una gran variedad de detalles como vetas, círculos, mezcla de colores, etc que hacen del jaspe un bello mineral. Colección y fotos de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. Dumortierita, descrita por primera vez en 1881 a partir de una veta en Chaponost, Alpes del Rhône en Francia y fue designada en honor al paleontólogo Eugène Dumortier (1803-1873). Los cristales son vidriosos y su color varia del marrón, azul, y verde a los más raros violeta y rosado. EStas piezas son de Madagascar. Colección y fotos de Enrique Martínez-Salanova Sánchez.
Caliza gris. Foto y colección de Enrique Martínez-Salanova Sánchez. La lepidolita es un mineral del grupo de las micas. Fue descrita en 1792 por el químico alemán Martin Heinrich Klaproth (1743-1817) y nombrada por el griego lepivβ-lepis, que significa 'concha' en referencia a su estructura escamosa. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez
Cuarzo. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez El caliche es un depósito endurecido de carbonato de calcio.Éste se sedimenta con otros materiales, como arena, arcilla, grava y limo.Se puede encontrar caliche en todo el mundo, generalmente en regiones áridas o semiáridas como en Australia central y occidental, el desierto de Kalahari, el desierto de Sonora, desierto de Atacama y la altiplanicie de las Grandes Llanuras de Estados Unidos.El término español «caliche» proviene del latín calx: cal.En inglés se lo conoce como caliche, hardpan, calcrete o duricrust.En la India se le llama kankar.En el norte de Chile y en Perú «caliche» se refiere a depósitos de sales de nitrato en el desierto de Atacama.Caliche también puede referirse a depósitos arcillosos en Chile, Perú, Colombia y México.Además, se ha usado para describir algunas formas de bauxita, calcedonia, caolinita, cuarcita, laterita, nitratina y ópalo. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez
Jade. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez Hematite. El oligisto, hematita o hematites es un mineral compuesto de óxido férrico, cuya fórmula es Fe2O3 y constituye una importante mena de hierro ya que en estado puro contiene un 70 % de este metal. Colección y fotos de Enrique Martínez-Salanova
Lepidolita. La lepidolita es un mineral del grupo de las micas. Fue descrita en 1792 por el químico alemán Martin Heinrich Klaproth (1743-1817) y nombrada por el griego lepivβ-lepis, que significa 'concha' en referencia a su estructura escamosa. Colección y fotos de Enrique Martínez-Salanova Opalo, una piedra preciosa muy apreciada en joyería, aunque la valoración de esta depende de muchos factores. La calidad del ópalo se distingue por la pureza de sus cristales, y por lo tanto según su capacidad de irradiación. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez
 
Pirita de hierro, frecuentemente macizo, granular fino, algunas veces subfibroso radiado; reniforme, globular, estalactítico. Insoluble en agua, y magnética por calentamiento. Su nombre deriva de la raíz griega pyr (fuego), ya que al rozarla con metales emite chispas, lo cual intrigaba al mundo antiguo. Colección y foto de Enrique Martínez-Salanova Sánchez.